Recta final en San Sebastián y Biarritz

Edición Impresa

San Sebastián - Terminan mañana, en simultáneo, los festivales de Biarritz y San Sebastián. "Una especie de familia" tiene sus fichas en ambos, y es probable (y sería justicia) que gane algo. En tal caso, ¿cómo hará Diego Lerman para repartirse? Hay 50 kms de distancia entre uno y otro. En la competencia oficial del festival donostiarra hay casi de todo: un dibujo animado japonés, un documental, comedias, films de terror, dramas actuales y de época, mucha variedad, que el jurado presidido por John Malkovich debe discernir. El de Biarritz, en cambio, se concentra en el cine latinoamericano. Piezas fuertes, la melancólica "Ultimos días en La Habana", de Fernando Pérez, y la argentina. Pero con los jurados nunca se sabe, y el de este año es Brontis Jodorowsky, digno hijo de Alejandro Jodorowsky.

En cuanto a secciones y actividades paralelas, en Biarritz brillan los recitales, encuentros literarios, homenajes (este año, García Márquez y Violeta Parra) y mesas redondas. Por ejemplo, hoy cuatro popes del cine colombiano, Luis Ospina, Víctor Gaviria, Ruiz Navia y Ciro Guerra, popes del cine colombiano, charlaron públicamente de su país, de la violencia que lleva generaciones enquistada en el alma de la gente ("encontré ruinas de vidas", dijo uno), y un poco también hablaron de cine, que allá está floreciendo gracias a una ley inspirada en las de Argentina, Francia y Brasil.

En San Sebastián se imponen las competencias paralelas, las retrospectivas (Joseph Losey completo) y la vidriera de producciones locales. A señalar, la comedia vasca "Fe de etarras", de Borja Cobeaga, y la agridulce catalana "Estiu 1993", de Carla Simón, que representará a España en la carrera por el Oscar. Claro que si Cataluña declara la independencia, adiós carrera.

Dejá tu comentario