29 de septiembre 2023 - 00:00

“Resistencia”: cuando la IA se convierte en héroe

Entretenida superproducción sobre un futuro ominoso, que toma prestadas sus referencias desde el western hasta las fantasías distópicas y políticas.

resistencia. John David Washington, héroe del nuevo film distópico.
resistencia. John David Washington, héroe del nuevo film distópico.

La inteligencia artificial es buena, el Ejército de EE.UU. es medio malo. Esa es, aparentemente, la moraleja que puede extraerse del nuevo film de Gareth Edwards, lanzado mundialmente esta semana. Edwards obra aquí como director, coproductor, autor de la idea, coguionista (con Chris Weitz) y habría que decir también recopilador, porque para desarrollar la historia ha reunido decenas de recuerdos de películas postapocalípticas, westerns, dramas y denuncias antisistema; un tantito de “El corazón de las tinieblas”, de Joseph Conrad, y hasta alguna película para niños. Imitaciones, citas, homenajes, inspiraciones inadvertidas o inconfesas, eso puede llamarse como quiera. La defensa en estos casos emplea la palabra condensación. El autor condensa en una nueva obra lo que las anteriores le aportan. En fin, lo bueno es que el espectador puede entretenerse anotando las fuentes de inspiración a medida que las descubre. Otra forma de entretenerse es, lógicamente, dejarse llevar por la trama, que no será del todo nueva pero siempre funciona, y por el espectáculo visual, que tampoco será del todo nuevo pero es impresionante, y desde ya propicia unas cuantas candidaturas al Oscar, para fotografía, arte, sonido, edición de sonido y demás rubros técnicos.

La trama involucra a un guerrero que intenta reencontrar a su esposa y proteger a una niña que otros quisieran ver destruida. No es una niña humana. Esto sucede en un tiempo futuro y en una nueva guerra de humanos contra máquinas. Como suele pasar en este tipo de historias, la creación se ha vuelto contra sus creadores, que deciden destruirla. En eso andan los hombres armados, ansiosos de encontrar el corazón artificial que orienta estas molestias. Lo novedoso es que en ese mundo futuro existe un aglomerado llamado Nueva Asia, que no piensa destruir las máquinas, al contrario (el aglomerado es novedad, la actitud contraria al mandato occidental, y la capacidad científica y técnica de superarlo, son cosas actuales). Ya con estos datos el espectador puede percibir cómo viene la mano. Por algo será que en algunos países esta película se llama “Resistencia” y en otros “El Creador”. Esa expresión tiene un peso religioso, tradicional, y un peso moral, ineludible, que puede llevar a la salvación o a la hecatombe del planeta y sus habitantes. Está en juego el concepto mismo de humanidad.

Como corresponde a una película que se ofrece como gran espectáculo de entretenimiento, al espectador no le están machacando con esas reflexiones. Solo le mueven un poco el tablero, para que tenga otra perspectiva y, si quiere, se quede pensando. Las buenas historias de ciencia-ficción, y las de política-ficción, tienen ese mérito. Esta es buena, aunque imperfecta. Se alarga, no siempre pega bien en el clavo, ciertas situaciones parece que se resuelven a las apuradas, a veces deja las “inspiraciones” muy a la vista, pero propone algo interesante, y, como ya se dijo, ofrece un espectáculo impresionante.

Edwards, cabe recordarlo, es el director de “Rogue One”, que está entre lo mejorcito de la ya remanida saga de Star Wars. Acá lo acompañan varios técnicos de prestigio, entre ellos el supervisor de efectos especiales Julian Levi, un buen elenco con héroe negro, John David Washington, el músico Hans Zimmer y dos valiosas incorporaciones: el ilustrador digital sueco Simon Stalenhag y la niña de apenas siete años al momento del rodaje, Madeleine Yuna Voyles, toda una revelación. Su personaje se llama Alphie, diminutivo inglés de Alpha, primera letra del alfabeto griego. Otros méritos, “Llévame volando a la luna” en la dulce vocecita de Astrud Gilberto, y el presupuesto de apenas 80 millones de dólares. “Rogue One” había costado 220.

“Resistencia” (The Creator, EEUU, 2023). Dir.: G. Edwards. Int.: J.D. Washington, M.Y. Voyles, G. Chan.

Dejá tu comentario