Revés para Pérez: UCR rechaza bono por $ 1.300 millones

Edición Impresa

Mendoza - Los intendentes radicales rechazaron la propuesta del gobernador justicialista Francisco Pérez para participar de la emisión del bono que prepara la provincia para su lanzamiento los próximos días por $ 1.300 millones.

Recién llegado de su gira por Dubái, Singapur y Estados Unidos, el mandatario se reunió con los cinco intendentes radicales Víctor Fayad (Capital), Alfredo Cornejo (Godoy Cruz), Gustavo Pinto (La Paz), Ricardo Mansur (Rivadavia) y Mario Abed (Junín), a quienes se les había propuesto sumarse a un préstamo en bancos internacionales, en condiciones similares al que tomará el Estado provincial.

El ítem que no les cerró a los boinas blancas es que el financiamiento de la deuda sea con una tasa de interés superior al 10% anual en dólares. Por el contrario, los demás jefes comunales alineados con el oficialismo local efectivamente dieron el sí antes de que Pérez se vaya de viaje.

«Creemos que es peligroso para la provincia y también para los municipios tomar deuda en dólares y en las condiciones que ofrecen. No es conveniente», aseguró el intendente Cornejo y también titular de la UCR mendocina, quien junto con sus pares pidieron que a cambio Pérez les gestione un préstamo del Banco Nación para comprar maquinarias.

«Estamos abiertos a escuchar otras alternativas de crédito, pero no con las condiciones que ofrecieron hasta ahora», advirtió Cornejo. La alternativa del Nación contempla préstamos con tasas de devolución cercanas al 7%.

El próximo paso del proceso que llevan adelante los mendocinos consiste en definir cuál de las seis firmas que se han ofrecido para asesorar al Ejecutivo en la emisión del bono es la más conveniente para la provincia.

La semana pasada, el Ministerio de Hacienda abrió los sobres con las propuestas de Merrill Lynch Argentina, Banco Macro/City Bank, Barclays/Deutsche Bank/Puente Hnos., HSBC/Crédit Suisse, UBS-Hipotecario y BNP Paribas/Proficio. Según la cartera, en la decisión se tendrá en cuenta el porcentaje sobre el total del bono que cobra cada empresa como comisión, si se establece o no un cargo fijo y la estimación de los plazos y las tasas de interés que se podrían obtener para el bono mendocino.

El endeudamiento está dirigido a la obra pública provincial y 50 millones de dólares para que Aysam repare la red de aguas y cloacas de la provincia, además de garantizar un «crédito puente» por al menos $ 200 millones.

Dejá tu comentario