Riachuelo: juez ya quiere investigador

Edición Impresa

El juez federal Luis Rodríguez deberá investigar a su colega de Quilmes Luis Armella por las supuestas irregularidades en las contrataciones de empresas para el saneamiento del Riachuelo. La Cámara Federal sorteó el expediente un día después de que la Corte Suprema desplazó al magistrado y lo denunció en el Consejo de la Magistratura. Mientras tanto, el secretario de Medio Ambiente, Juan José Mussi, a cargo también de la Autoridad para la Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar), se desmarcó ayer de las acusaciones contra Armella.

Rodríguez requerirá los informes redactados por la Auditoría General de la Nación, la Defensoría del Pueblo y la empresa AySA. El primero será de suma importancia, ya que fue el que determinó la salida de Armella de la causa que impulsa el máximo tribunal para sanear el Riachuelo. Se espera que una vez analizados el juez determine una serie de citaciones, especialmente a los empresarios involucrados. Los cargos que instruye son «estafa contra la administración pública» y «negociaciones incompatibles con la función pública».

En las últimas dos semanas, el despacho de Rodríguez, nombrado recientemente a pesar de las múltiples impugnaciones presentadas contra su pliego en el Senado, ha logrado concentrar la atención del oficialismo: además de esta causa (originada a partir de la denuncia de Juan Manuel Abal Medina), tramita allí en el cuarto piso de los tribunales de Retiro la denuncia contra los representantes de la oposición en el Consejo de la Magistratura.

Mussi sostuvo ayer en declaraciones radiales: «No hicimos ninguna obra con las empresas que dice la denuncia. Además, quedó muy claro también, y lo dijo el representante de AySA en la audiencia en la Corte Suprema, que las obras que AySA había realizado no tenían nada que ver con ACUMAR». Una manera de expresar que los fondos administrados por Armella no provenían de la dependencia que conduce. «Se lo expliqué personalmente a la Presidente», agregó.

Dejá tu comentario