Opción para fomentar el empleo

Edición Impresa

Entre los paquetes anticrisis propios que impulsan desde los gobiernos provinciales, ayer San Luis puso en marcha un programa que apunta a que las empresas contraten beneficiarios de planes sociales con ventajas impositivas y subsidios que costeará la gestión del peronista Alberto Rodríguez Saá.

La iniciativa favorece a quienes son parte del Plan de Inclusión Social para hacer frente al desempleo. A través del programa “Trabajo San Luis” se otorgará un beneficio económico e impositivo a las empresas. Así, durante los tres primeros meses los beneficiarios cumplirán la misma cantidad de horas que tienen en el plan para cumplir con una etapa de capacitación. En ese período, la administración puntana seguirá pagando la totalidad del monto del Plan.

Pasados esos tres meses, las empresas deberán contratar en blanco a estos trabajadores, quienes pasarán a cobrar lo que establezca el Convenio Colectivo de Trabajo de ese rubro, pero con un subsidio que el Gobierno provincial entregará a las empresas y que irá disminuyendo con el paso del tiempo.

Los primeros tres meses, el subsidio será del 100% de lo que actualmente cobra el beneficiario del Plan, los tres meses siguientes el subsidio será del 75%, los tres que le siguen del 50% y otros tres con el 25%. Sobre el total del subsidio, la mitad se adjudica como crédito fiscal, para ser utilizado para pagar cualquier impuesto provincial durante tres años.

Dejá tu comentario