Schwank dio el batacazo ante Hewitt

Edición Impresa

No la tenía fácil Eduardo Schwank en Conde de Godó. El único argentino que se mantiene en el cuadro principal tenía que medirse, por la segunda ronda, ante el australiano Lleyton Hewitt, con el único antecedente de una derrota por 6-1 y 6-0 en Queens, el año pasado. Sin embargo, el rosarino se hizo fuerte y logró una importante victoria, al eliminar al ex número uno del mundo por 7-6 (3) y 6-4 para clasificarse a la tercera ronda del Barcelona Open BancSabadell (1.995.000 euros, polvo de ladrillo).

Schwank, ubicado en el puesto 59 del ranking mundial, hizo un muy buen partido ante el actual 32°, al que logró doblegar tras 1 hora y 43 minutos de juego. El rosarino remontó un 4-2 de ventaja a favor de Hewitt en el primer set, que fue muy igualado, pero terminó en sus manos al imponerse en el tie-break. En el segundo y definitivo parcial, el argentino logró quebrarle el saque al australiano en el quinto juego, colocándose 3-2 por delante y, tras ampliar la ventaja a 4-2, con Hewitt conservando el saque, el set quedó en manos de Schwank por 6-4. «Es un triunfo muy importante para mí. Ganarle a un ex N°1 tiene un sabor especial. Me pone contento porque no me lo esperaba. Ahora tengo que pensar partido por partido», señaló Schwank, que hoy, por la tercera ronda, se medirá con el español Iván Navarro (112°), quien ayer se impuso al uruguayo Pablo Cuevas (6-2 y 6-4). Es la primera vez que se enfrentarán.

Dejá tu comentario