Scioli negó que se trate de “impuestazo”

Edición Impresa

Buenos Aires - Daniel Scioli negó que el proyecto oficial de reforma impositiva implique un «impuestazo» y aseguró que el 87 por ciento de las propiedades y las hectáreas afectadas por sequía quedará exenta de incrementos en las tasas.

«Había que animarse a encarar estas correcciones en el sistema de inequidad fiscal en la provincia; ¿puedo dejar pasar que un casco o un castillo de 5 millones de pesos no pague nada y una casa humilde de 25 mil pesos de valor fiscal pague impuestos? No lo puedo permitir», aseguró Scioli.

El gobernador formuló declaraciones en el partido bonaerense de Merlo y luego en una conferencia de prensa en La Plata, donde aclaró que la reforma «sólo busca equidad», por lo que pidió «tranquilidad» a los habitantes de la provincia.

Las declaraciones del gobernador parecieron, en rigor, una réplica a los cuestionamientos lanzados más temprano por el ex gobernador y diputado reelecto Felipe Solá. Acusó a Scioli de haber «quebrado» la provincia por su «irresponsabilidad» para gobernar y criticó la decisión del mandatario de ir por la reelección.

Ayer, desde La Plata, acompañado por el jefe de Gabinete, Alberto Pérez; los ministros de Economía, Alejandro Arlía; de Producción, Martín Ferré; y el titular de ARBA, Rafael Perelmiter, el gobernador ratificó que «la provincia necesita de estos cambios y había que animarse y no resignarse».

El gobernador respondió también al campo: «Con el campo fui claro y dije que iba a reclamar y pelear para que tengan respuestas concretas y lo cumplí», aseguró y citó como ejemplos los 20 centavos de compensación que reciben los tamberos por litro de leche o la decisión del Gobierno nacional de reintegrar las retenciones para las exportaciones de trigo y maíz.

Sin embargo, sostuvo «que este sector tiene que buscar cierta adecuación a la realidad en el sentido de la distancia enorme que hay entre el valor fiscal y el de mercado de los campos».

Dejá tu comentario