8 de mayo 2013 - 00:00

Scioli, pacificador, gira nueva ley de excarcelaciones

El gobernador firmó, junto al ministro de Seguridad y Justicia, Ricardo Casal, los proyectos que ayer mismo fueron enviados a la Legislatura.
El gobernador firmó, junto al ministro de Seguridad y Justicia, Ricardo Casal, los proyectos que ayer mismo fueron enviados a la Legislatura.
Buenos Aires - Tras la suspensión de la Suprema Corte bonaerense, Daniel Scioli, envió ayer a la Legislatura dos nuevos proyectos de ley que tienen por objetivo desalentar el uso de armas en la provincia y hacer aplicable la ley que limita las excarcelaciones.

"Buscamos con el Poder Legislativo actualizar la legislación vigente, para acorralar y encarcelar a aquellas personas que sean sorprendidas con armas de fuego y que tengan antecedentes. Que entren y no salgan", sostuvo Scioli.

La readecuación de las normas se inscribe, en rigor, en el marco de las políticas de "pacificación" que el propio Scioli decidió desplegar para despejar el frente de confrontación con distintos sectores del kirchnerismo.

La modificación de estas leyes -que el gobernador considera claves para enfrentar la inseguridad en la provincia- fue el tema excluyente del encuentro que Scioli mantuvo la semana pasada con el flamante presidente de la Suprema Corte de la provincia, Héctor Negri. Fue un paso decisivo en la búsqueda del consenso a los cambios que el Ejecutivo envió a la Legislatura luego de que la norma fuera suspendida por su presunta inconstitucionalidad. Precisamente, una de las modificaciones que se le incorporó a la Ley de Excarcelaciones es que en lugar de ser imperativa, queda en manos del juez "decidir o no la excarcelación para los imputados por tenencia y portación ilegítima de armas que resistan el accionar policial o intente fugarse y una certificación inmediata de antecedentes".

"Como Estado, tenemos la obligación de buscar los mecanismos para desalentar a nuestra sociedad, porque sin armas, hay paz; sin armas, no hay violencia"
, graficó Scioli y confió en que la Legislatura le dará rápida sanción a las propuestas.

En tanto, el proyecto que regula el comercio de armas a través de la inscripción en un registro provincial de todos los comercios del rubro, un legajo individual por cada usuario y la identificación fehaciente del comprador de armas o proyectiles. Incluye también la creación de un banco de proyectiles en el que cada usuario deberá realizar acto de toma de muestra de proyectil testigo por cada arma y las muestras quedarán a resguardo para futuros cotejos tendientes a determinar la autoría de delitos. El proyecto pretende también la destrucción inmediata de las armas secuestradas en los procesos penales, para lo que se harán pericias y pruebas de reconocimiento al inicio del proceso penal y una vez cumplido ese paso las armas pasan directamente a destrucción.

Dejá tu comentario