2 de octubre 2009 - 00:00

Scioli y Sapag, también contra piquetes

Daniel Scioli
Daniel Scioli
Con el objetivo de evitar la grave postal de piquetes que azota a la Ciudad de Buenos Aires y al conurbano bonaerense, un creciente lote de gobernadores acelera medidas para impedir el despliegue de cortes totales en rutas y calles, que causan graves complicaciones en sus distritos y amenazan riesgosamente con multiplicarse.

Hasta el momento, incursionaron en ese terreno -o lo harán, vía pedidos a la Justicia o mecanismos hoy en análisis- los justicialistas Daniel Scioli (Buenos Aires) y Jorge Capitanich (Chaco); el renovador Maurice Closs (Misiones) y el neuquino Jorge Sapag (Movimiento Popular Neuquino), entre otros. Tanto Scioli como Sapag avanzaron en ese sentido en las últimas horas.

El pasado miércoles, desde la localidad cordobesa de Embalse, Cristina de Kirchner había pedido «a todos los argentinos» que respeten «los derechos de los demás» y garanticen «la libre circulación».

En este marco, Scioli instruyó al titular de la cartera de Seguridad, Carlos Stornelli, para que evite bloqueos totales en avenidas, calles y rutas de la provincia.

«Estamos hablando con el ministro, porque quiero generar mecanismos, con mucha precaución, para que no se puedan cortar totalmente las rutas o los caminos que están dentro de la órbita de nuestra responsabilidad», dijo Scioli, aunque aclaró que tomarán esa medida «sin bloquear el derecho a la protesta, pero también permitiendo la libre circulación», con el objetivo de «que por lo menos queden liberadas algunas calzadas».

«Dada las características que están tomando estas protestas, lo vamos a hacer», enfatizó. En esa línea, ayer el secretario general de la Gobernación, José Scioli, instó a los trabajadores a «apelar a la responsabilidad», porque «ellos tienen que comprender los derechos de los ciudadanos», expresó. En los últimos días, el activismo -con el conflicto de la firma Kraft como epicentro- convirtió en un infierno algunas zonas porteñas, al conurbano y a La Plata.

En sintonía, en Neuquén, el gobernador Sapag advirtió que no tolerará cortes de ruta y que no negociará con quienes utilizan ese mecanismo de protesta para reclamos sectoriales o de grupo. El nuevo posicionamiento fue revelado durante la puesta en funciones del nuevo secretario de Seguridad, Guillermo Pellini.

El mensaje estuvo dirigido a calmar los reclamos de las cámaras empresarias por la metodología de los cortes, que afecta a la producción y al comercio, y que agrava aún más el complicado escenario socioeconómico local.

«Queremos ser muy serios y severos con los cortes de ruta, porque no se condicen con una sociedad organizada, y ese mecanismo es perverso y ocasiona un gran daño, principalmente en zonas turísticas, se endureció el gobernador.

Sapag también reclamó una acción más decidida del Poder Judicial, cuyos jueces y fiscales parecen tender a mantener una posición de desapego de esta problemática, pese a que el propio presidente del Superior Tribunal de Justicia, Oscar Massei -ex diputado nacional del Frente para la Victoria-, calificó los cortes de ruta como un delito.

«Pedimos a la Justicia mayor participación en el cumplimiento de los derechos particulares y colectivos, y que apoye a las fuerzas de seguridad y no se declare incompetente cuando se comete este tipo de delitos que afectan los derechos sociales», dijo Pellini.

La postal generó polémica: luego Massei rechazó las críticas sobre el accionar de los jueces provinciales ante los cortes y sostuvo que «la Justicia no puede resolver los problemas de fondo, como la falta de vivienda y la falta de trabajo».

El magistrado sostuvo además que, frente a los piquetes, actúan los jueces provinciales y los fiscales, pero que cuando se ordena a la fuerza pública a actuar para despejar las vías de comunicación, desde el Ejecutivo se envía otra orden para no actuar. En esa línea, aseguró que hay dos efectivos policiales procesados por no acatar una orden de desalojo de un predio usurpado, dispuesta por un juez. Massei también calificó de excelente la relación que mantiene con el Ejecutivo provincial, pero agregó que quizás habría que coordinar el accionar de los dos poderes ante estas situaciones.

Dejá tu comentario