23 de marzo 2011 - 00:30

Se cerró venta del 8% de YPF: superó los u$s 1.200 millones

• Fue una oferta pública de Repsol en Wall Street.
• Hoy se conocerá el precio

Antoni Brufau
Antoni Brufau
Repsol cerró ayer la venta más grande de acciones de YPF en Wall Street. Finalmente, los españoles se desprendieron de otro 8% de la compañía y consiguieron una suma que superó los u$s 1.200 millones. De esta forma, completaron la venta del 15% de la petrolera argentina que se habían planteado el año pasado.

Tal como se había anunciado, se trató de una oferta pública de acciones que fueron compradas íntegramente en Nueva York. Como colocador de los papeles actuaron siete bancos, aunque el rol protagónico fue de Raymond James Argentina, Goldman Sachs, Morgan Stanley y Crédit Suisse. También participaron Itaú, Santander y Deutsche Bank.

Se trató de la operación más grande que involucra a una empresa argentina en Wall Street desde mediados de la década del 90. De esta forma, aumenta sustancialmente el porcentaje de la compañía que cotiza en el mercado, ya que antes de estas transacciones el «free float» era inferior al 1%, subiendo a partir de hoy al 15%.

Repsol, que es presidida por Antoni Brufau, mantendrá el control accionario de YPF, que ahora tendrá un mayor floating en Nueva York. Esto significa que la compañía vuelve a ser una de las principales cotizantes argentinas en el mercado neoyorquino.

La transacción se completará en los próximos meses con la compra del 10% adicional por parte del grupo Petersen (cuya cabeza son Enrique y Sebastián Eskenazi), que actualmente ostenta el 14,9% de la compañía. Pero puede ejercer una opción para quedarse con otro 10% de la compañía hasta abril del año que viene. Y se descuenta que así sucederá.

Queda, en realidad, un remanente del 3% que colocará Repsol exclusivamente en la Bolsa porteña, con lo que la acción volverá a ser una de los grandes jugadores locales, rol que había perdido tras la compra y posterior rescate del papel por parte de Repsol a fines de la década del 90.

Repsol ya se había desprendido de un 7% de YPF entre diciembre del año pasado y marzo. Pero se había tratado de operaciones en bloque a grupos interesados en entrar en la compañía.

A fines del año pasado, por ejemplo, Repsol acordó la venta en partes iguales del 3,3% de YPF a Eton Park y el Fondo Capital por u$s 500 millones. En aquel momento, la operación se cerró a u$s 39 por acción.

Hace 20 días, los españoles cerraron la venta de un 3,83% adicional de YPF a Lazard Asset Management, una filial de Lazard Group, en u$s 639 millones, a un precio de u$s 42,4. Esta operación debilitó el valor de YPF en la Bolsa, ya que su cotización había llegado a los u$s 53 en las semanas anteriores.

Ayer la acción de la compañía tanto en Buenos Aires como en Wall Street sufrió una caída del 5,1%, ante la expectativa de una mayor colocación de acciones.

Repsol ya había anunciado hace tiempo su intención de desprenderse parcialmente de su tenencia en la petrolera local. Lo hizo a través del programa «Horizonte 2014», en el cual dejó claro su idea de desinvertir para «equilibrar su portafolio de activos y permitir la entrada de nuevos accionistas.

Dejá tu comentario