19 de abril 2013 - 01:09

Se frenan los créditos en pesos y suben las tasas

Los préstamos pasaron de crecer el 3,4% en enero al 1,6% en marzo

Se frenan los créditos en pesos y suben las tasas
Los banqueros se quedaron esperando un primer signo de reactivación que les arrojara, a partir de marzo, buenos pronósticos sobre el negocio del sector durante 2013. Pero el año financiero parece, a esta altura de abril, ni siquiera haber empezado. El crédito al sector privado se desaceleró a tal punto que su tasa de crecimiento mensual es ya la mitad de la que tenía en enero. Y esto a pesar de que el primer mes del año es estacionalmente considerado el de menor demanda de préstamos, por la caída que se percibe en la actividad. El avance interanual pasó del 45% al 30% en sólo doce meses, y se ubicó más cerca del que hasta hace poco tenían los depósitos.

En las mesas de dinero sienten también que, espantados por el fuerte salto del "blue", los ahorristas minoristas ya no renuevan sus plazos fijos y eligen mantener su dinero en efectivo o en cuentas a la vista. El fenómeno los hubiera obligado en otros tiempos a subir fuertemente las tasas de interés que pagan por ellos. Pero el comportamiento que está mostrando ahora el crédito les da margen para sobrellevar la situación con apenas una incipiente suba de tasas.

La mayor presión de las entidades sobre la liquidez repercutió hasta ahora sólo en un aumento del retorno con el que pretenden recuperar depósitos: en los plazos fijos minoristas, pasó del 12,9% al 14,4% en dos semanas; y la Badlar, de los ahorros mayores al millón de pesos, escaló en un mes entre 25 y 75 puntos básicos, y se consolidó ya por arriba del 15% anual. El encarecimiento del fondeo, sumado al incremento de la morosidad que también están percibiendo los bancos en la cartera de los individuos, empezó a trasladarse ya al crédito a empresas con una suba de entre 100 y 150 puntos básicos. Especialmente en los adelantos de cuenta corriente, que son préstamos a empresas de cortísimo plazo que hoy no están completamente regulados por el BCRA. Las líneas en pesos pasaron de crecer a un ritmo del 3,4% intermensual, en enero, a sólo el 1,6% en marzo, según explicó ayer un informe de Fundación Mediterránea. Las más afectadas fueron las comerciales en pesos (adelantos en cuenta corriente, documentos a sola firma y documentos comprados), que pasaron de expandirse al 3,8% intermensual en enero al 1,3% en marzo. Los destinados al consumo (personales y con tarjeta de crédito), en cambio, pasaron del 3% intermensual en enero al 1,9% en marzo.

"Bajo esta dinámica, que viene caracterizando a los préstamos privados desde hace varios años, se tiene que al día de hoy las financiaciones al consumo ya representan casi el 40% del total, en detrimento de las líneas con garantía real principalmente y, en menor medida, de las comerciales", comentó el autor del informe, Joaquín Berro Madero. En estos días también se observó un incremento en la tasa de cartera irregular que pareciera ampliarse este año: para el conjunto de bancos privados, el ratio de incobrabilidad (que mide el porcentaje de cartera irregular sobre el total de financiaciones del sector privado) pasó del 1,4% a fines de 2011 al 1,9% en enero.

Dejá tu comentario