Senado vota expropiar Ciccone

Edición Impresa

El Senado aprobará hoy el proyecto de ley de expropiación de la Compañía de Valores Sudamericana, más conocida como la ex Ciccone Calcográfica, donde se declara de utilidad pública la emisión de papel moneda y el pase de esa empresa a propiedad del Estado, aclarando que a efectos del pago de los accionistas deberán tomarse en cuenta todas las deudas que la imprenta mantiene con el Estado, especialmente la AFIP. Ese monto ya fue evaluado en el Congreso -lo mencionó Aníbal Fernández en el plenario de comisiones que emitió el dictamen en el Senado hace una semana- en $ 250 millones. De allí que casi todo el Gobierno declare que por Ciccone el Estado «no pagará un peso».

La sesión fue fijada para hoy, no por capricho. La Casa Rosada dio la orden hace unos 10 días de aprobar la expropiación cuanto antes, pero el reglamento de cada cámara tiene sus tiempos.

De ahí que recién hoy se cumplen los siete días de emitido el dictamen, requisito para que el proyecto quedara habilitado para el recinto y por eso la fecha.

El debate, entonces, arrancará a las 10 en una sesión especial pedida por el oficialismo.

El kirchnerismo había logrado el jueves pasado la emisión de un dictamen favorable en el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Presupuesto. Allí se fundamentó la necesidad de la expropiación en «mantener la soberanía monetaria» y «concentrar la fabricación de dinero circulante y acuñación de moneda de curso legal y de impresión de documentos de seguridad».

Como acuerdo paralelo se garantizó que se mantendrán las condiciones laborales de los 250 empleados de la ex Ciccone que, por la ley, pasarán a depender directamente de la Casa de la Moneda.

La sesión de hoy no tendrá sorpresas en cuanto a la votación, ya que el kirchnerismo tiene los votos de sobra para aprobarla, más la ayuda de algún peronista disidente y de Luis Juez que habían pedido previamente una medida similar y, por lo tanto, quedaron ahora comprometidos.

En esa categoría quedaron Juez, del Frente Amplio Progresista, y el salteño Juan Carlos Romero, del Peronismo Federal, que anunciaron voto a favor, con el acompañamiento de Sonia Escudero, también del PJ Salta.

Pero habrá una larga sangría de discursos opositores y denuncias sobre la situación de Ciccone, la causa judicial y la negativa oficial a citar a algunos de los directivos o accionistas de la empresa, todo durante una sesión que será presidida por Amado Boudou. El punto central de ese debate para todos los bloques opositores será interrogar sobre los nombres de los accionistas controlantes de The Old Fund, propietaria de la ex Ciccone.

Así, continuó ayer la negativa del kirchnerismo a aceptar pedido alguno de oposición, como que se cite a Hernán Lorenzino o a Alejandro Vandenbroele, director de la impresora, como pidieron Gerardo Morales y el socialista Rubén Giustiniani.

En realidad, la oposición había solicitado una postergación de la firma del dictamen para escuchar también al secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, pero el oficialismo tampoco aceptó ese pedido.

Dejá tu comentario