Senado votó Ley del Mercado: ya apuran la reglamentación

Edición Impresa

El Senado convirtió ayer en ley el proyecto que modifica las reglas del mercado colocando a la CNV como autoridad y contralor máximo tanto de agentes y mercados como de cotizantes. Ahora la Comisión Nacional de Valores comenzará a articular el decreto reglamentario de la ley que será clave para la puesta en marcha y para pulir algunas de las diferencias que estallaron entre el Gobierno y los agentes del mercado, sobre todo en la transición del actual esquema de supervisión y funcionamiento autorregulado de las instituciones al nuevo que propone la ley organizado en base a mercados constituidos como sociedades anónimas y con la CNV como máxima y única autoridad.

La nueva ley entrará en vigencia a los treinta días corridos de su publicación en el Boletín Oficial, excepto por aquellas disposiciones que la CNV debe reglamentar. En esos casos, el organismo cuenta con un plazo de 180 días corridos contados a partir de la fecha de entrada en vigencia. En ese plazo, tal como le fue delegado, la CNV deberá adecuar el funcionamiento de las entidades, Bolsas y agentes intermediarios.

La sesión de ayer, la última del año, tuvo al menos dos momentos complicados para el kirchnerismo. El radicalismo anunció que esta vez, a diferencia de lo sucedido en Diputados, que votaría en contra en general. La decisión ya la había anticipado el jujeño Gerardo Morales después que el kirchnerismo, sin acuerdo previo, modificara el artículo 20 de la ley permitiéndole así a la CNV el nombramiento de veedores con poder de veto y hasta la remoción de los consejos de administración de las empresas cuando considere que se vulneran derechos de los accionistas minoritarios.

El radicalismo recordó en el recinto que el mayor accionista minoritario del país es la ANSES y confirmó, entonces, que no apoyaría darle a la CNV el poder de intervenir empresas sin participación previa de la Justicia.

Esas acusaciones a la ley por parte de los radicales, generaron que la pampeana María de los Ángeles Higonet, peronista e integrante del bloque de Carlos Verna aunque también colaboradora del kirchnerismo en el recinto, reaccionara: «Yo quiero pedirle al senador Morales que se desdiga de sus acusaciones a esta ley. Él dice que esta modificación del artículo 20 viene a meter plomo en la ley». La pampeana lo acusó entonces de utilizar terminología de la dictadura y desató la furia no sólo de Morales sino también de Luis Naidenoff. Tanto Verna, como después Miguel Pichetto salieron corriendo a pedirle disculpas a los radicales por el exabrupto. La explicación a tanta amabilidad fue clara: si la UCR se retiraba del recinto, como amenazó, la votación se quedaba sin quórum y la ley del mercado se hubiera caído.

Finalmente en el momento de la votación el kirchnerismo logró 43 votos a favor junto a sus aliados y al interbloque del FAP contra 19 que sumaron el radicalismo y el peronismo disidente.

Dejá tu comentario