Serra completó fórmula para dar pelea a Dilma Rousseff

Edición Impresa

Brasilia - Tras semanas de dificultades en la alianza que lo sustenta, el principal candidato opositor a la presidencia de Brasil, José Serra, designó ayer como compañero de fórmula para las elecciones del 3 de octubre al joven diputado federal Indio da Costa, del conservador partido Demócratas (Dem), por lo que ahora dedicará sus energías a acortar la ventaja que le sacó, según las encuestas, la oficialista Dilma Rousseff.

Mientras tanto, en una jornada decisiva debido a que vencía el límite para la realización de las convenciones partidarias, los partidos Social Cristiano (PSC) y Laborista Cristiano (PTC) anunciaron que apoyarán a Rousseff, ex jefa de la Casa Civil de Luiz Inácio Lula da Silva.

Antecedentes

La definición más importante de la jornada fue la del ex gobernador del estado de San Pablo, Serra (centroderecha), quien eligió como compañero de fórmula al abogado Antônio Pedro de Siqueira Indio da Costa (su nombre completo), nacido en Río de Janeiro en 1970 y diputado federal por su estado natal desde 2006.

Indio da Costa, perteneciente a una acaudalada familia, era hasta ahora un legislador de bajo perfil cuyo mayor capital político era su amistad con el presidente del Dem, el también diputado Rodrigo Maia, hijo de César Maia, un ex diputado y alcalde de Río de Janeiro que militó sucesivamente en los partidos Comunista, Democrático Laborista (PDT), del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y del Frente Liberal (PFL).

Los medios locales reflejaron que la decisión de Serra estuvo condicionada por la presión del Dem, el principal socio del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que había visto peligrar ocupar ese lugar luego de la destitución del gobernador de Brasilia José Arruda, acusado de corrupción.

Ayer, temprano, el Dem había inaugurado su convención partidaria en Brasilia, pero la suspendió rápidamente para dar lugar a las conversaciones de Rodrigo Maia con Serra. Esas gestiones llegaron a buen puerto y Serra oficializó la designación de Da Costa por la tarde.

Fin de las dudas

La determinación de la coalición opositora acabó con meses de especulaciones sobre quién sería el compañero de fórmula de Serra, una incertidumbre que había despertado dudas sobre su campaña presidencial.

En el oficialismo, la candidata elegida por el presidente Lula recibió el apoyo formal del PSC, partido que cuenta con 16 diputados federales y un senador, y que había anunciado en mayo una alianza con el PSDB de Serra. En un hecho habitual de la política brasileña, el PSC se pasó de bando.

El presidente del PT, José Dutra, reconoció las «idas y vueltas» de las conversaciones con el PSC -que ya había apoyado a Lula en su reelección- y tras la definición consideró a esa fuerza como «un importante partido de la base del Gobierno de Lula».

Un dato que no resultará menor en este apoyo es que el PSC le garantiza a la campaña de Rousseff unos 20 segundos más en la distribución del tiempo asignado a cada candidatura en los horarios centrales de televisión y radio.

Paralelamente, el PTC decidió bajar una posible candidatura propia y brindar el apoyo a la postulante oficialista.

Recientes sondeos de opinión muestran que Rousseff ocupa el primer lugar de las preferencias, con cerca del 40% de los votos, impulsada por una economía en expansión y por la popularidad del actual mandatario. En cambio, Serra vive un goteo mes a mes y se ubica en el 35%, según la encuestadora Ibope.

Agencias ANSA y Reuters

Dejá tu comentario