Sin liderazgo, el antichavismo sigue preso en su laberinto

Edición Impresa

• LA GRIETA OPOSITORA HACE DIFÍCIL APROVECHAR LA FUERZA DE LA ABSTENCIÓN DEL DOMINGO
La MUD volvió a recurrir al llamado a la unidad, ya todo un clásico. Pero, con sus principales figuras fuera de juego, la amenaza es que se profundicen sus divisiones internas.

La fórmula es consabida para la oposición venezolana: la batalla contra el chavismo se planteó, se plantea y se planteará en términos de unidad. Una unidad que, sin embargo, a los efectos prácticos no ha podido ostentar para enfrentar a Nicolás Maduro en las urnas. Ante esa fractura interna, vale preguntarse ¿cómo espera convertir en capital político la importante abstención del domingo? ¿Cuál de sus miembros liderará el golpe de gracia al debilitado Gobierno cuando sus referentes no han logrado superar el recelo interno?

Para muchos, un primer paso en la dirección correcta fue el desconocimiento que Henri Falcón hizo de los resultados que, con 54% de abstención según el oficial CNE y de casi 80% para la oposición, coronaron un segundo mandato para Maduro.

A último momento, el opositor derrotado y la MUD -que lo había tratado de traidor por participar de los comicios- se reconciliaron. Al menos en la forma y en el mensaje: el de ponderar una vez más los beneficios de la unidad.

"Hubo un elemento de unificación, aunque es puntual, y fue ese desconocimiento de Falcón. Ahí hay un punto en común. El otro que tienen, sin duda, es que todos buscan una elección competitiva", dijo el analista y director de Datanálisis, Luis Vicente León, a Ámbito Financiero. "Lo que realmente los fractura no es el final de la historia, que es poder ir a una elección donde la población se exprese en condiciones equilibradas. Lo que los divide es la forma de llegar ahí, es cómo se eleva la presión y el costo al Gobierno para que deje el poder", explicó.

En efecto, desde la muerte de Hugo Chávez en 2013, la MUD -que tomó el concepto de la unidad para valerse de un nombre pero que, en los hechos, nunca superó su realidad de alianza con fines meramente electorales- entró en una espiral de rivalidades internas entre los sectores moderados, cuyos referentes han sido Henrique Capriles y Henri Ramos Allup, y los radicales Leopoldo López, María Corina Machado y Antonio Ledezma.

La convivencia electoral que dio sus frutos con el triunfo opositor en las legislativas de 2015 es sólo una fotografía de archivo, como quedó demostrado en las contradictorias estrategias del año pasado (protestas, mesa de diálogo, participación y rechazo electoral) y en lo que ocurrió antes de este domingo.

Pero aun así, y quizás más por "mérito" propio del Gobierno que de los líderes opositores, quedó claro que una parte mayoritaria de la población venezolana apuesta por una alternativa al chavismo. La abstención es un capital que la MUD deberá convertir en apoyo político. La coalición, que además de las fricciones internas debe enfrentar la proscripción de sus figuras (López preso, Capriles inhabilitado, Ledezma en el autoexilio, entre otros), ¿está en posición de aprovecharlo?

"Todos van a estar ahora peleando por el control del liderazgo opositor y eso complica las cosas. Eso genera muchas tensiones internas que tienen que ser resueltas y, la verdad, todavía estamos lejos de eso", reflexionó León. "No existe el surgimiento de un liderazgo que esté por encima de todos y que, de alguna manera, se convierta en el actor que obtenga alrededor suyo el apoyo mayoritario de la población venezolana. Si eso no aparece, debe sustituirse por una oferta colectiva que requiere una estructura que, en mi opinión, todavía no existe", afirmó el analista.

La falta de madurez política podría, entonces, costarle al antichavismo la oportunidad de encauzar el descontento de la mayoría de la población con el oficialismo y terminar de diezmar la alianza.

León visualiza un escenario donde el pragmatismo podría ganarles a las tensiones internas y reorganizar la oposición: "Probablemente eso vaya a depender del surgimiento de un 'outsider' o de la repotenciación de un líder por un evento muy particular. Hasta que eso no ocurra, será muy difícil".

Dejá tu comentario