Soja: tras informe del USDA, el mercado afianza tónica bajista

Edición Impresa

Es un dato para nada menor y que puede complicar la economía de cara al próximo año. En apenas un mes la cotización de la soja en el mercado de Chicago perdió alrededor de u$s20 por tonelada, en un contexto en el que además se aleja cada vez más de los u$s500 e incluso ayer cerró en su menor valor desde diciembre del 2020 para cotizar a u$s440,4 la tonelada. Según adelantan en el mercado la tónica bajista se consolidaría durante los próximos días recortando así los dólares que puede aportar el agro en la campaña 2021/22.

Lo cierto es que el último informe del USDA, conocido ayer, fue la gota que rebasó el vaso, en un contexto en el que el excelente clima en la campaña norteamericana de la oleaginosa ya le imprimen proyecciones bajistas, que se suman además a posibles menos compras por parte de China, luego de un año de fuerte demanda que empujaron los precios hasta tocar los u$s600 por tonelada.

Solo en la jornada de ayer la soja perdió un 2,4% que se traduce en casi u$s11 por tonelada. “Los mayores rindes y existencias en Estados Unidos, por encima de lo esperado presionaron al mercado. El USDA informó la producción estadounidense 21/22 unas 2 millones de toneladas por encima del mes previo. De esta manera, la relación stock/consumo se incrementó en buena medida pasando de 4,2 a 7,3%”, detallan desde la consultora Fyo.

Otro dato clave es que localmente el USDA recortó en 1 millón de toneladas la producción del ciclo 21/22, totalizando en 51 millones de toneladas y acercándose un poco más a las proyecciones locales de 44 millones de toneladas. En consecuencia, el crushing también disminuiría en conjunto con las exportaciones de harina y aceite.

Según explican en el mercado, las proyecciones del USDA localmente impactan pero es algo estacional y lógico en plena campaña estadounidense. Lo cierto es que de continuar el buen clima tanto en Estados Unidos como Brasil, lo razonable será esperar un nuevo “enfriamiento” en los valores internacionales que ya están muy lejos de los u$s600 por tonelada e incluso de los u$s500.

La paulatina salida de la pandemia y la menor tracción por parte de China no volverían a subir las cotizaciones, al menos en el mediano plazo. Por ello parece bastante lejano que la soja vuelva a cotizar en torno a los u$s520, tal como prevé el proyecto de ley de Presupuesto que envió el Gobierno al Congreso y que por ende plantea un escenario más optimista en cuanto al ingreso de divisas que este año cerraría en el récord de alrededor de u$s32.000 millones.

Para el responsable del Departamento de Análisis Económico de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Matías Lestani, “lo que está sucediendo con los precios internacionales es una especie de meseta después de los altos precios del último año. A medida que el mundo sale de la pandemia, regulariza su comercialización más allá de las contingencias climáticas”.

“Respecto al plano local, los precios van a depender del ancla de arrastre que tienen basados en el dólar oficial. No parece que vaya a haber una devaluación rápida del tipo de cambio oficial comparado a la inflación, mientras que por el lado de la presión tributaria no parece que vaya a disminuir¨, consideró Lestani.

“Eso genera una presión adicional porque la rentabilidad va a irse reduciendo. Hay que tener en cuenta que los insumos sí están subiendo cortándole más la brecha a la inflación. Si bien inicialmente el precio de los cultivos subieron rápido, los insumos le recortaron camino y están superando el porcentaje de crecimiento de precios”, concluyó el especialista.

Dejá tu comentario