Sombras tenebrosas

Edición Impresa

Salvo la corporización, a través de datos concretos, de la detención en la marcha económica de China, lo que colaboró para eclipsar la rueda global de la primera fecha fueron ciertas sombras sobre la semana, que plancharon todo intento por esquivar la flojedad que se apoderó de los indicadores de Bolsa.

Lejos del festejo por anuncios del Banco Europeo, ahora la incertidumbre pasa por ver qué convalidación -u oposición- le presentan desde Alemania. Y con escaso entusiasmo, frente al nuevo mensaje de la Reserva Federal. Por lo que hay una presunción cierta de tener que caminar por un período de «salinas», sin encontrar tierras fértiles. Al menos, es lo que apareció en la rueda de inicio, donde los europeos se movieron apenas y con inclinación a la baja.

El Dow Jones replicó de la misma forma, con un final casi neutro -el 0,09 por ciento- levemente mejorado en el Bovespa, que tuvo beneficio del 0,14 por ciento.

Con semejante «valija» importada, el merval culminó también en plena defensa. Tras un impulso tenue con máximo en los 2.394 puntos, se llegó a un piso de 2.363 y cerró algo morigerado: 2.371, con merma del 0,43 por ciento. Muy poco para merecer algún análisis.

Las diferencias estuvieron parejas: con 28 alzas, por 30 bajas, en un total negociado que rozó los 28 millones de pesos efectivos y -por esta vez- se supo mantener en un ritmo presentable (sin apelar a dibujar el «embudo» y dormir la actividad, con la falta de órdenes).

Acaso, el aspecto más destacable de un desarrollo sumamente monótono. A menos que algo surja, a favor, las «sombras» volverán a gobernar hoy. La Bolsa, oscura.

Dejá tu comentario