Sorpresas, y no tanto

Edición Impresa

Atlético del Rosario tumbó a Pucará y se prendió en la pelea de arriba. Mientras tanto, La Plata volvió a ganar y pasó a ser el único puntero

Plaza Jewell se puso el overol y a la vez, curiosamente, también sus mejores galas para tumbar ahora a uno de los -ya no tanto- sorpresivos candidatos, pues cuenta con individualidades y equipo como para transformarse en favorito. Fue a Burzaco y trabajó muy duro en los segundos cuarenta minutos para asestarle a Pucará un puñalazo que el equipo del sur deberá asimilar rápido.

El próximo sábado Atlético del Rosario recibirá en el Pasaje Gould a San Luis para seguir buscando mantenerse en el lote de privilegio.

Pucará, de todas formas, sabe que sigue siendo un conjunto peligrosísimo -y basta con ver el primer tiempo del partido del sábado para corroborarlo- por lo que el clásico del fin de semana ante Lomas tendrá todos los condimentos necesarios para convertirse en un partido de esos que son para contener la respiración los ochenta minutos, porque hay que recordar que en la primera parte del año, cuando ambos se enfrentaron, fue victoria de Pucará por 37 a 0.

Seguramente el conjunto Tricolor querrá saldar esa deuda y tiene por delante una oportunidad única para hacerlo, aunque viene de una derrota contra Hindú.

Por cierto, en Don Torcuato saben que para no perder el tren que los lleve a la punta del campeonato o por lo menos a la zona de playoffs, el próximo partido que van a jugar ante Newman es clave. En primer lugar, porque van a medirse contra uno de los más regulares equipos a lo largo de la temporada y es el momento adecuado para ganar y comenzar a subir en la tabla; y por otro, porque sin dudas es uno de los partidos excluyentes de la fecha (que viene profusa de enfrentamientos muy importantes) debido a que el Bordó acecha la punta y es uno de los que está en un nivel muy alto, con un equipo sólido y con un Gonzalo Gutiérrez Taboada en un momento excepcional.

La Plata es el puntero, pero como los partidos hay que ganarlos además de jugarlos, está en el lugar que le corresponde. No ha sido puntualmente dominador en los cotejos que ha jugado hasta acá, pero ha pegado en los momentos oportunos y ha estado concentrado y al acecho los ochenta minutos. Se salió con la suya en su visita a Bella Vista y recibirá en Gonnet a un golpeado Pueyrredón (¿golpeado o ya satisfecho?) que no parece ser -siempre, a priori- un rival que pueda arrebatarle los cuatro puntos.

En otro de los partidos importantes, Belgrano será local en Virrey del Pino ante el SIC en lo que se avizora un muy duro choque de dos packs que necesitan imponerse para conseguir la supremacía del partido. El Marrón pareciera estar más fuerte en ese aspecto, pero los Zanjeros han recuperado a Benjamín Madero, su estratega, que volvió a jugar y le dio la victoria ente Alumni.

Otro gran partido -de los clásicos importantes del rugby porteño- es el que van a disputar en Villa de Mayo CUBA y Alumni. El actual campeón se recuperó venciendo cómodamente al CASI y Alumni cayó con el último suspiro ante el SIC. También, uno de los partidazos de la fecha que se viene.

Y quién lo hubiera dicho... el CASI, al que se lo auguraba como dominador, ha perdido tres partidos en fila y necesita imperiosamente y sin pérdida de tiempo salir de esa racha, porque los demás se empiezan a alejar. Será local ante Regatas Bella Vista en una cancha que, apenas unas horas antes, recibirá a Los Pumas, que empiezan su preparación para el Rugby Championship en un amistoso ante el Grenoble francés.

Dejá tu comentario