Subtes: Macri, a la Justicia para reclamar los fondos

Edición Impresa

Mauricio Macri designó ayer voceros de la transferencia de los subtes al jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, y a la vicejefa, María Eugenia Vidal, tal como anticipó este diario, quienes, aun de distinta manera, admitieron que habrá en algún momento un aumento del precio del viaje.

Pero además, Rodríguez Larreta aseguró que el Gobierno porteño reclamará fondos utilizando la vía judicial. Mientras tanto, la semana que viene Macri tiene previsto enviar un proyecto de ley a la Legislatura porteña para aceptar la transferencia del control de la concesión de las líneas de los subterráneos porteños y el Premetro, donde se incluiría el modo de financiamiento para cubrir los $ 30 millones mensuales que dejará de aportar el Gobierno nacional a partir del 1 de enero (ver nota aparte). La ley incluirá un pedido de emergencia del transporte y busca incluir de qué manera será el control por parte de la Ciudad de Buenos Aires.

Mientras el jefe de Gabinete sostuvo que «no se descarta» el aumento de tarifa, Vidal aseguró que no lo habrá «a corto plazo».

Rodríguez Larreta explicó ayer que «se va a hacer el reclamo ante la Justicia para que se cumpla con la Constitución Nacional, en el sentido de que el traspaso del subte de Nación a Ciudad tiene que venir con los fondos y que el Gobierno nacional cumpla con las obras que se había comprometido y nunca hizo».

A la vez, el funcionario redobló las críticas al Gobierno nacional al considerar que «el deterioro del subte» es «en gran medida porque el Gobierno nacional nunca controló nada respecto del concesionario».

Vidal indicó que el incremento en las tarifas «es algo que tenemos que evaluar, en el corto plazo no prevemos cambios pero no descartamos que a futuro se haga alguna modificación».

Desde el kirchnerismo salieron ayer con diversas opiniones sobre la decisión de Macri. Para Aníbal Ibarra «la indefinición» del jefe porteño «provocó una situación de inestabilidad» en los subtes. El legislador Dante Gullo, en otro sentido anticipó que «no se prestará al juego de ser partícipes de nuevos tarifazos en contra de los usuarios», si el Gobierno porteño propone esa salida para contar con fondos.

Para el auditor de la Ciudad, Eduardo Epszteyn, Macri «necesitará $ 540 millones para cubrir los gastos operativos, lo es sólo un 1,2% del gasto corriente previsto para el año que viene».

«Celebro que finalmente, aunque sea un año después, Macri haya decidido hacerse cargo de algo que, por derecho y por historia, le correspondía. Es lo que venimos diciendo hace un año», expresó en la misma sintonía el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

Por su parte, los «metrodelegados» indicaron que esperaban que la ley que redacta el PRO incluya «las proyecciones de inversión y sus fuentes de financiación, los métodos de control de la concesión, y las características de los subsidios que se aplicarán a la tarifa» y aclararon que «el proceso de deterioro del subte no se ha profundizado más» y que «el subte hoy no es un medio de transporte peligroso».

Dejá tu comentario