Suspenden primer casamiento gay, que se iba a hacer hoy

Edición Impresa

El tan anunciado casamiento entre dos personas del mismo sexo tendrá que esperar. Es que así lo decidió una jueza nacional que declaró nulo el fallo que permitía el primer matrimonio homosexual de América Latina.

Se trata de la magistrada Marta Gómez Alsina, del juzgado nacional en lo Civil N° 85, quien, tras un recurso presentado por un abogado, suspendió el dictamen de la jueza Gabriela Seijas, que el 10 de noviembre pasado había declarado inconstitucional los artículos del Código Civil que impiden a una pareja del mismo sexo contraer matrimonio.

De todas maneras, una representante legal de Alex Freyre y José María di Bello rechazó la medida de Gómez Alsina y aseguró que el Registro Civil tiene la obligación de cumplir con la sentencia de la jueza Seijas, del fuero Contencioso Administrativo porteño.

Freyre y Di Bello tenían fecha para casarse por civil hoy a las 14, ya que es también el Día Internacional de la Lucha contra el Sida, que se celebra en todo el mundo por disposición de Naciones Unidas.

En medio de esta polémica, la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT), a través de un comunicado, aseguró: «Nosotros no fuimos legalmente notificados ni fue notificada la pareja, por lo que seguimos organizando el casamiento». Además, sostuvo que «una jueza de otro fuero no puede anular el fallo de la jueza Gabriela Seijas, sólo podría hacerlo la Corte Suprema de Justicia».

Por lo tanto, el Registro Civil debería dar cumplimiento a la sentencia que habilita el casamiento de Alex y José María. Si no se cumple con lo dispuesto, los encargados de la organización convocarán a una conferencia de prensa a la hora del casamiento en el Registro Civil de Beruti y Coronel Díaz, donde iba a celebrarse el matrimonio. «Convertiremos la celebración que estábamos organizando para después del civil en la calle Beruti en un acto de protesta», indicó María Rachid, presidenta de la FALGBT.

«Esta medida sólo podría demorar este matrimonio, pero de ninguna manera lo va a evitar. Estamos convencidos de que la Corte Suprema de Justicia va a fallar de acuerdo a derecho, en el mismo sentido que la jueza Gabriela Seijas», sostuvieron desde la federación, con muestras de optimismo.

Freyre, impactado por la noticia, sostuvo que «la vida sigue», y ratificó: «A las 14 nos casamos o protestamos, ya que tenemos sentencia firme e irrevocable de la Justicia». Según Freyre, con recurso interpuesto, «lo que han logrado es sólo postergar» la boda.

El casamiento había sido autorizado por una jueza en lo Contencioso Administrativo y no había sido apelado hasta ayer ni por el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, ni por las autoridades de la Iglesia Católica, que se opone a este matrimonio.

Dejá tu comentario