4 de agosto 2009 - 00:00

Tamberos vuelven a amenazar con paro nacional

Disconformes con el limitado alcance de la reunión del viernes entre la Mesa de Enlace y el Gobierno, los tamberos vuelven a agitar el fantasma de lanzar un paro nacional de comercialización. La medida había sido suspendida una semana atrás, ante la expectativa generada por la apertura del diálogo, pero ahora vuelve a discutirse en acaloradas asambleas de productores.

El miércoles se reunirá en Rosario la Mesa Nacional de Productores Lecheros, que agrupa a productores de todas las entidades y, como es habitual, recoge los mandatos surgidos de las diferentes asambleas regionales. La decisión final sobre medidas de alto impacto la tendrá luego la Mesa de Enlace.

Por lo pronto, en dos cuencas lecheras de fuerte peso, como son la cordobesa y la del oeste bonaerense, la postura de los productores es favorable a iniciar protestas en el corto plazo.

El domingo hubo una asamblea en Trenque Lauquen, donde los tamberos volvieron a insistir con una medida de alcance nacional. «El ánimo de los productores es muy malo: ya no quedan perspectivas y no hay nadie que tome este tema con la seriedad que se merece», sostuvo Alberto Rodríguez Mera, presidente de la Sociedad Rural de Trenque Lauquen, según publicó el portal Infocampo.

«El petitorio que llevó la Comisión de Enlace a la reunión con el Gobierno fue dejado de lado por las autoridades y el subsidio anunciado no es la solución a nuestra crisis», añadió el dirigente.

En Trenque Lauquen se juntaron unos 200 tamberos de la cuenca oeste bonaerense, Córdoba, Santa Fe y Santiago del Estero, que también piden que se convoque a una gran marcha nacional.

Este fin de semana, productores de Córdoba emitieron un comunicado criticando duramente el anuncio hecho por la presidente Cristina de Kirchner el jueves pasado, en el cual se elevó de 10 a 20 centavos el subsidio que reciben los productores por cada litro de leche, hasta un límite de 3.000 en establecimientos hasta 12.000 litros.

Los tamberos cordobeses tildaron de «espurio» el acuerdo firmado entre la Presidente y «dos supuestos productores que carecen de representatividad legítima de productor tambero alguno». También denunciaron que «el único objetivo perseguido con esta maniobra es generar divisiones y conflictos internos entre los productores y pretender deslegitimar representatividad de la Mesa Nacional de Enlace de Entidades Agropecuarias».

Dejá tu comentario