Trump provoca de nuevo: declaró a la UE “enemiga comercial” de los EE.UU.

Edición Impresa

Se quejó otra vez por acuerdos económicos que considera injustos y volvió a embestir contra Alemania por la cooperación en defensa. Equiparó al bloque, tradicional aliado, con Rusia y China.

Washington - El presidente Donald Trump aseguró que considera a la Unión Europea (UE) un "enemigo" por su política comercial y sumó así tensión a la relación con su países que se han contado por décadas entre los más importantes aliados de los Estados Unidos.

"Pienso que la Unión Europea es un enemigo por lo que nos hace en el comercio", declaró en una entrevista publicada ayer por el canal CBS, en alusión a las prácticas injustas a las que considera que se ve sometido su país.

"Uno no pensaría en la Unión Europea, pero son un enemigo", le contestó al periodista, que le preguntó cuál consideraba como el mayor enemigo mundial actual.

"Rusia es un enemigo en ciertos aspectos. China es un enemigo económico; sin duda es un enemigo. Pero eso no quiere decir que sean malos, no significa nada. Significa que son rivales", apuntó, y añadió que la UE "es muy difícil".

La entrevista se llevó a cabo en el campo de golf de Trump en Escocia. Desde allí partió en la tarde de ayer hacia Helsinki, donde hoy mantendrá una cumbre con su par ruso, Vladímir Putin (ver página 17).

El presidente estadounidense volvió a atacar especialmente a Alemania por no gastar más en defensa, después de las críticas que había hecho esta semana en el marco de la cumbre de la OTAN en Bruselas.

"Tengo un gran problema con Alemania", dijo, en relación a un acuerdo que Alemania hizo para la construcción de un gasoducto con Rusia. Según su postura, es injusto que Alemania le compre masivamente gas a Rusia y no a Estados Unidos cuando es este país el que corre con dos tercios de los gastos de la OTAN para, justamente, mantener a Europa a salvo de la amenaza que puede suponer Moscú.

La UE reaccionó rápidamente a las palabras de Trump. "Estados Unidos y la UE son mejores amigos. El que diga que somos enemigos está difundiendo noticias falsas", escribió el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

El mandatario estadounidense, que recientemente impuso nuevos aranceles al acero y aluminio a la UE, ha sido un duro crítico del bloque europeo.

Trump está a favor de un "brexit duro" y tiene fuertes vínculos con políticos euroescépticos como el ex ministro de Relaciones Exteriores británico Boris Johnson, el de la derecha xenófoba británica Nigel Farage y el primer ministro de ultraderecha húngaro Víktor Orban.

En tanto, la primera ministra británica, Theresa May, contó en una entrevista que Trump, con quien se reunió semana pasada, le aconsejó demandar a la UE antes que negociar con Bruselas los términos de la salida de Reino Unido del bloque.

"Me dijo que demandara a la UE, que no negociara, que los demandara", señaló May en el programa de Andrew Marr de la BBC cuando el entrevistador le preguntó por los consejos del estadounidense.

En una entrevista previa con el sensacionalista The Sun, Trump había dicho que le había dado un consejo a May sobre el "brexit" pero ella no le había hecho caso.

Trump se reunirá hoy al mediodía con Putin en el palacio presidencial de Helsinki para hablar sobre las relaciones bilaterales y también asuntos internacionales como las guerras en Siria y Ucrania.

Agencias DPA y AFP

Dejá tu comentario