Turismo en Suecia a bordo de un ovni

Edición Impresa

Un ovni con comodidad cinco estrellas es la singular propuesta que comenzó a ofrecer la hotelería en la localidad de Harads, Suecia. Las habitaciones nave copian muy bien la estética retro de reconocidos filmes de ciencia ficción y, para aumentar el efecto de experiencia del tercer tipo, se ubican en medio del bosque, en una zona cercana a la frontera con Finlandia.

Los ovnis, que ganaron este año el sueco Grand Tourism Prize, pertenecen a Treehotel y están adaptados para alojar hasta cuatro personas por unos 400 euros la noche.

Se trata de la última novedad entre los hoteles con temáticas extravagantes, un sector que gana terreno año tras año.

Los ovnis se suman así a un grupo que incluye ideas como un campamento beduino en Dubái, un hotel con forma de árbol en la Patagonia chilena, un pueblo dentro del desierto de Arizona, o un hotel hecho completamente con hielo, en Canadá, y otro con sal, en Bolivia.

En Inglaterra, la primera prisión británica fue convertida en alojamiento, en Tailandia se puede morar en barcazas de teca, en Brasil sobre la copa de árboles del Amazonas y en la India en barcos de bambú.

Dejá tu comentario