Turquía anunció la captura de la ciudad sirio-kurda de Afrín

Edición Impresa

Luego de dos meses de una ofensiva brutal. Ankara refuerza su presencia en la guerra y abre un escenario incierto.

Estambul - El Ejército turco y sus aliados sirios tomaron ayer el control de la ciudad de Afrin, la capital del enclave kurdo en el noroeste de Siria objeto de la ofensiva lanzada por el gobierno de Recep Tayyip Erdogan hace casi dos meses.

El centro de la ciudad fue tomado ayer por la mañana por las unidades turcas, anunció el presidente turco, en un discurso pronunciado en Canakkale, en el oeste del país, con motivo del "Día de los Mártires". La bandera turca y las de los aliados opositores del Ejército Libre de Siria (ELS), una milicia integrada por rebeldes e islamistas, ondean ahora en el enclave kurdo.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una entidad cercana a la oposición siria que tiene su sede en Londres pero que cuenta con una red de activistas sobre el terreno, confirmó también la toma del centro de la ciudad. La organización denunció que los conquistadores saquearon viviendas y comercios cuando lograron avanzar sobre el lugar.

Las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), lideradas por los kurdos, no reconocieron la derrota y prometieron defender la ciudad. "Inspirados por nuestros mártires en cualquier parte, seguiremos sus pasos hasta nuestro último aliento", señaló en un comunicado online ilustrado con fotos de combatientes supuestamente muertos en la contraofensiva.

El Ejército turco informó que la zona se estaba siendo limpiada por minas y explosivos y difundió imágenes de tanques adornados con banderas nacionales.

El Observatorio informó que los rebeldes aliados de Turquía echaron abajo la estatua de Kawa, una legendaria figura kurda que simboliza la resistencia contra la tiranía, que había sido instalada hace cuatro años.

Turquía lanzó una ofensiva contra el enclave kurdo de Afrin el pasado 20 de enero, abriendo un nuevo frente en la guerra civil siria, que comenzó hace siete años.

Su objetivo eran las milicias kurdo sirias Unidades de Protección Popular (YPG), a las que Ankara considera terroristas por su vinculación con el grupo armado kurdo-turco Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). El PKK es considerado terrorista en Estados Unidos, la Unión Europea y Turquía, pero las milicias kurdo- sirias YPG han sido un importante aliado de Estados Unidos en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico en la zona.

Agencia DPA y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario