Un ejemplo a seguir

Edición Impresa

A principios de semana asistimos al Insurance Forum Argentina 2018, parte de los prolegómenos a la reunión del G-20 de fines de noviembre. Los comentarios a lo que escuchamos y vimos lo dejamos para otro momento, porque hay varias dimensiones que consideramos mucho más relevantes a los fines de esta columna y que se parecen mucho a la envidia (esperemos que sana). La primera pasa por la comprensión del regulador, hoy en cabeza de Juan Alberto Pazo (abogado y "hombre de Toto Caputo -lo que según saben los seguidores de esta columna podría no ser el mejor de los antecedentes-) de cuál debe ser su función. Según sus propias palabras: promover y simplificar la industria aseguradora para que ésta pueda cumplir no sólo el rol económico que le toca, sino lo que es más importante, el social. Para que se entienda, lo que vimos es un funcionario público casi horrorizado de que el 90% de la actividad que tiene a cargo sea "por obligación" y quien aun en contra de lo que serían sus intereses como burócrata, está buscando revertir ciento ochenta grados esa ecuación, consiente que su gran deuda con la sociedad pasa por la educación de la gente. La segunda es el "raport" (la empatía, respeto y aceptación) que vimos entre Pazo y los actores bajo su control, que por razones de agenda parecía corporizarse en la figura del anfitrión del evento, Adrián Werthein (que justo es reconocer "se mandó una patriada", poniendo plata de su bolsillo y muchísimo más -ojalá viéramos algo así en el mercado de capitales-), pero alcanzaba a todos los asistentes. Una canción de "Prince", que quien esto escribe utilizó años a, reza "money doesn't matter tonight" (esta noche el dinero no importa). Y eso es lo que más envidiamos. No se habló de dinero. Tanto es así que la renuncia del Presidente del BCRA fue apenas un chisme para los asistentes, sinceramente más interesados en las inversiones a largo plazo (¡20 años!) y en la responsabilidad social de sus proyectos que en lo meramente coyuntural. Envidia y felicitaciones por un evento y un "raport " que "los del mercado" deberíamos imitar. Pasando a la plaza, de ganar 3,43% en la mañana el Merval finalizó 0,86% abajo en 33.651,33 puntos. Ejes de los $1.255 millones operados (partidos en 56 alzas, 7 papeles sin cambio y 32 mermas) fueron el Galicia (-5,04%) con $267 millones, Petrobras (7,88%) con $134 millones y Pampa (1,18%) con $99 millones. En el podio, la brasileña, Aluar (3,1%) y Telecom (2,77%); en el antipodio, Valo (-5,69%), el Supervielle (-5,42%) y el Galicia.

Dejá tu comentario