Un gran rebote con carencia de energía

Edición Impresa

Tuvimos una combinación curiosa. Una semana que termina con la mayor suba (5,3%) en casi 12 meses (desde el 17 de julio de 2009) y el volumen más bajo en lo que va del año (el viernes, cuando el Dow trepó un 0,58%, a 10.198,03 puntos, apenas se negociaron 880.000 papeles en el NYSE). Si miramos hacia atrás es claro que la suba poco tuvo que ver con las noticias locales, que fueron lo que podríamos definir mayoritariamente bajistas. Pero en un sentido casi opuesto podemos argumentar que el parate de las malas noticias internacionales (las acciones europeas treparon un 5,4%) puede haber calmado lo suficiente a los inversores como para que éstos efectuaran una reevaluación de sus carteras. La suba podría tener entonces más que ver con el 7,11% que perdía el Dow en lo que venía de 2010 el viernes anterior (el 2), que con un cambio de la realidad (el Promedio Industrial aún pierde un 2,1%). Revisando la lista de ganadores del Dow, el primer lugar le toca a Alcoa (trepó un 9,4%), que en horas presenta sus últimos estados contables disparando la temporada de balances del segundo trimestre. Si bien entonces no se puede descartar que la suba tuvo un componente de apuesta a los números que estamos por conocer (las

ganancias del S&P 500 del primer trimestre del año crecieron un 11,2% en doce meses, y las del segundo se espera que lo hagan en un 9%), la suba del euro (el dólar retrocedió un 0,7% ante las principales monedas), pero especialmente la de los commodities (el petróleo experimentó la mayor suba desde el 28/5, un 5,48%; el cobre avanzó un 4,84%; y el oro, un 0,18% en la semana) apuntalaron tanto o más la recuperación del precio de las acciones.

Dejá tu comentario