Un Tano con acento cordobés

Edición Impresa

-¿Cómo surgió la iniciativa de que estés dando una mano a los seleccionados cordobeses?

-Marcelo Ambroggio, presidente de la Unión Cordobesa de Rugby, me invitó a ver si quería ayudar a los seleccionados de Córdoba y la verdad es que no podía asumir un compromiso formal, por eso plantee mi participación de una manera informal en donde pudiera venir desde ahora hasta fin de año una vez por mes. La idea es interactuar, intercambiar ideas en cuanto al juego con los entrenadores, saber qué se está haciendo, hablar del juego, darles una mano a los entrenadores y porqué no entrenarlos en alguna oportunidad.

-¿Tu idea es colaborar en post del crecimiento del rugby en nuestro país?

-En este momento no tengo ningún compromiso formal con ningún club, ni con la unión de Buenos Aires, inclusive tampoco con la Unión Argentina de Rugby, esto de alguna manera es para despuntar el vicio. Estar en una región como la que abarca Córdoba es una gran oportunidad ya que hay grandes jugadores y más sabiendo que los cordobeses son los últimos campeones argentinos, denota que en esta provincia el rugby se lo está tomando muy seriamente. Pensando en lo que viene a nivel internacional es muy bueno que todos los que podamos contribuir o colaborar a mejorar que los seleccionados y los equipos de nuestro país sean cada vez mejores de una manera u otra se va a ver reflejado en el seleccionado mayor.

-Es extraño que con semejante experiencia como la tuya, escu-char que no formás parte de una estructura es como una contradicción. ¿Cómo podés explicar tu realidad de hoy?

-Estoy trabajando a nivel profesional desde la ingeniería, he vuelto a mis funciones originales y la verdad es que no tengo ninguna actividad laboral que esté comprometida con el rugby. Estuve hasta hace muy poco en la UAR en donde se cortó el vínculo en el mes de enero pero más allá de esto nunca pensé en dejar de lado el rugby ya que es parte de mi gran pasión, porque me interesa seguir vinculado, estar informado. Con los que sí estoy siempre al pie del cañón es con la gente de mi club, el SIC, que de alguna mane-ra trato de brindar un apoyo de manera permanente.

-¿Has recibido alguna oferta del exterior?

-Sí, pero no es el momento para irme. He tenido dos posibilidades para irme al exterior pero no es el momento de viajar, dejar la familia. De irme tendría que hacerlo solo y me genera un poco de nostalgia y de dureza en el sentido emocional, así que creo que no es el momento para hacerlo.

-Hablando un poco de Los Pumas, ¿cómo se viven estos días previos a un Mundial en Pensacola?

-Es una preparación durísima donde hay muchísimo de innovación, mucho de creatividad, en donde aparecen muchos mensajes nuevos para los 39 jugadores. Estar en Pensacola no es solo un gran esfuerzo físico sino también psicológico y mental porque eso también les va a repercutir en el Mun-dial.

-¿Qué balance hacés del rendimiento de Los Pumitas en el último Mundial?

-Vi los partidos de Los Pumitas y noté que fueron un tanto irregulares en su rendimiento. Fueron sorprendidos con Gales, después tuvieron un mejor partido y desenvolvimiento con Italia, y frente a Nueva Zelanda considero que superaron las expectativas que todo el mundo tenía. Ese debería ser el nivel de Argentina, el cual después lo termina corroborando con Escocia y nuevamente con Italia. Más allá de todo desde la creación de los Pladar, de lo hecho por Los Pampas, de a poquito se está empezando a entrar en el ritmo de las grandes potencias. Se va a tener que ser paciente y seguro con el tiempo Argentina se va a ubicar en los primeros puestos.

Dejá tu comentario