14 de septiembre 2015 - 00:00

Un tiempo para cada uno

Leonardo Jara sale gritando el gol del empate ante Gimnasia, en un clásico en el que se repartieron el dominio de la pelota y, al final, los puntos.
Leonardo Jara sale gritando el gol del empate ante Gimnasia, en un clásico en el que se repartieron el dominio de la pelota y, al final, los puntos.
En un típico encuentro en el que se repartieron un tiempo de dominio para cada lado, Estudiantes y Gimnasia igualaron 1 a 1 en una nueva edición del clásico de la capital bonaerense, que tuvo un trámite caliente y jugado al límite y que terminó con un resultado que poco les sirve en virtud de sus objetivos en este campeonato.

Gimnasia fue amo y señor de los primeros 45 minutos, con un planteo que neutralizó la intención del "Pincha" de controlar la pelota en el mediocampo, exigió al máximo a Hilario Navarro y se fue en ventaja gracias al estético cabezazo de Maximiliano Meza, a los 21. La presencia de Rinaudo, el manejo de Ignacio Fernández y la verticalidad de Álvaro Fernández y el paraguayo Jorge Rojas prevalecieron en todos los aspectos del juego.

Sin embargo, en el complemento, el "Pincha" reaccionó. El ingreso de Diego Mendoza como referencia de área de arranque le dio más presencia a Estudiantes, que sacó de esa zona a Auzqui y Cerutti para que tengan más contacto con la pelota.

Así, recuperó el dominio del balón, empató por un desvío dentro del área del defensor Leonardo Jara y estuvo cerca de ganarlo si no fuera por un par de intervenciones del arquero visitante Nicolás Navarro. Pero no pudo. Por eso terminaron repartiéndose los puntos y seguramente esperarán para saber si les sirvió en su intención de llegar a la Copa Libertadores.

Dejá tu comentario