27 de abril 2017 - 22:17

Unidad o PASO, dilema PJ

• DEFINICIONES DE CARA AL 14 DE JUNIO, FECHA EN LA QUE SE DEBEN INSCRIBIR ALIANZAS ELECTORALES
Dos reuniones con planteos diversos. Un sector del peronismo busca la “cohesión” que aglutine al peronismo. Del otro lado están quienes pretenden una interna que depure dirigentes de cara a 2019.

Unidad o PASO, dilema PJ
Dicen que el tiempo cura todas las heridas, pero en el caso del peronismo parece que 16 meses es poco aún para subsanar los quiebres surgidos luego de la catastrófica derrota en el balotaje de 2015. En ese juego de miradas desconfiadas y abrazos forzados, los intendentes buscan ser parte de la solución y apuestan a hacer valer la territorialidad.

Si bien aún no hay un liderazgo que conforme a todas las partes en pugna, a algunos la expresión que más los conforma de cara a las legislativas es una lista de unidad (con los que quieran estar). "El peronismo puede llegar unido a las elecciones porque nos junta la oposición a la política económica del Gobierno nacional", augura un intendente de la tercera sección electoral. "Es verdad que los dirigentes nos separamos, pero los errores del Gobierno tanto en lo político como en lo económico están acelerando la unión del peronismo", agrega.

Con el cronograma electoral en marcha -el 14 de junio hay que anotar alianzas y el 24, los candidatos-, en el PJ conviven dos posturas, la de la cohesión y la de enfrentar a candidatos en las PASO, en una especie de tamizador de dirigentes.

Definiciones

El martes por la noche, un encuentro de campaña reunió a los intendentes Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Ariel Sujarchuk (Escobar) Francisco "Paco" Durañona (San Antonio de Areco), Verónica Magario (La Matanza), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Mario Secco (Ensenada), Gustavo Menéndez (Merlo), Walter Festa (Moreno), Juan Pablo de Jesús (Partido de la Costa) y Juan Ustarroz (Mercedes). Además, estuvieron el anfitrión Juan Cabandié, Eduardo "Wado" de Pedro, Máximo Kirchner y el presidente de PJ bonaerense, Fernando Espinoza.

Como marca la liturgia peronista hubo asado y vino. La primera parte de la velada transcurrió con un parte pormenorizado de la situación económico-social de la provincia, en la que se listaron los cierres de comercio y la caída de los permisos de la construcción, por lo que concluyeron que "está todo parado". Luego, aunque evitaron hablar de candidatos, se coincidió en hacer una lista confiable para que no haya fugas después del 10 de diciembre. El objetivo es evitar que los legisladores que sean elegidos por el peronismo, en 2018 crucen la vereda para serle "funcional" al oficialismo en el Congreso. "Fue la primera reunión donde comenzó un proceso de cohesión más amplio con chances de juntarnos, en donde prevaleció más la idea de unirnos por sobre los candidatos", contó uno de los jefes comunales, quien jura que la mayoría de colegas peronistas estarán en este espacio.

En la cena, se concertó un cronograma semanal de encuentros para lograr "un consenso amplio", y llegar a fin de mayo con una definición de nombres. "Necesitamos un mes para la construcción de un grupo y para después definir los candidatos", agregó otro comensal y ensayó un ataque por elevación a Florencio Randazzo: "No sirve ser un candidato que busque un grupo que lo apoye".

Mientras tanto, también este martes, Florencio Randazzo encabezó en una oficina del microcentro porteño un cónclave del que participó el expresidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, y al que asistieron los dirigentes que apuestan a una "fórmula" Randazzo senador - Domínguez diputado. El exministro de Transporte aún prefiere no exteriorizar su mote de candidato, aunque acepta diversos convites para fotografiarse con dirigentes sindicales o legisladores, también con la intención de mostrase como un aglutinador de un gran frente peronista que compita contra Cambiemos. Por caso, Sergio Sasia, secretario general de la Unión Ferroviaria (UF), es el dirigente sindical al que más lo entusiasma la candidatura del nacido en Chivilcoy. El encargado de hacer explícita la postulación fue el diputado provincial del Movimiento Evita, Fernando "Chino" Navarro, quien se suma al grupo de dirigentes que respaldan a Randazzo, como los intendentes de San Martín, Gabriel Katopodis, y de Bolívar, Eduardo "Bali" Bucca.

Por su parte, Daniel Scioli está lanzado en un verdadero raid por el conurbano. En una agenda cargada, el excandidato a presidente estuvo en Moreno, Escobar, Merlo, Malvinas Argentinas e Ituzaingó, entre otros distritos. Sin embargo, quienes le prestan el territorio sostienen que "Scioli hay que ver si es candidato e incluso qué lugar puede tener en las listas".

Mientras tanto, Cristina de Kirchner sigue con el cabildeo y mantiene expectantes a ambos bandos del peronismo; es que todos coinciden en que es la única que hoy tiene un caudal de votos casi "propio", y ya son varios los que ponen en duda que finalmente sea candidata y arriesgue ese apoyo que hoy reflejan las encuestas.

Dejá tu comentario