19 de septiembre 2012 - 00:00

Voto 16: grietas entre Pichetto y Domínguez en inicio del debate

Oficialismos. Julián Domínguez se diferenció del senador Miguel Pichetto y respaldó el voto optativo a partir de los 16 años. El jefe del bloque K en el Senado se había pronunciado a favor de la obligatoriedad.
Oficialismos. Julián Domínguez se diferenció del senador Miguel Pichetto y respaldó el voto optativo a partir de los 16 años. El jefe del bloque K en el Senado se había pronunciado a favor de la obligatoriedad.
Hoy comenzará formalmente en la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado el debate en audiencia pública sobre el proyecto oficialista para habilitar el voto a partir de los 16 años. Sin embargo ayer, en la antesala de la apertura de las deliberaciones, surgió el primer cortocircuito dentro del kirchnerismo: el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, salió a cruzar al jefe de bloque del Frente para la Victoria en el Senado, Miguel Pichetto, y afirmó que el voto de los jóvenes deber ser optativo.

El proyecto original, presentado por Aníbal Fernández y Elena Corregido, plantea el voto optativo a partir de los 16 años, en consonancia con Domínguez. Pero Pichetto la semana pasada había lanzado su propia interpretación doctrinaria: «El voto a los 16 debería ser obligatorio». El senador rionegrino, jefe de la bancada kirchnerista, había asegurado que si la Constitución nacional establece la obligatoriedad del sufragio, una ley de menor jerarquía que disponga lo contrario quedaría expuesta a una revisión en sede judicial.

La faceta de Pichetto como librepensador en el Senado se produjo en medio de una delicada interna política en Río Negro, donde el Poder Ejecutivo quedó a cargo del vicegobernador del Frente Grande, Alberto Weretilneck, luego del fallecimiento del peronista Carlos Soria. El PJ provincial es controlado políticamente por Pichetto, un dirigente históricamente relegado en su provincia por el kirchnerismo, incluso a través de un radical como el exgobernador Miguel Saiz, uno de los exponentes de la caduca Concertación Plural que llevó a Julio Cobos a la vicepresidencia.

Aunque el debate todavía no llegó a Diputados, el presidente de esa Cámara anticipó que el proyecto que plantea el voto a partir de los 16 años será debatido este año y sostuvo que a su entender debe ser «potestativo, para que los adolescentes puedan optar si quieren sufragar o no».

«Mi posición es que no debe ser obligatorio el voto a los 16 años sino que debe ser potestativo», resaltó Domínguez a través de su cuenta en la red social Twitter. En base a su experiencia personal, el presidente de la Cámara baja afirmó: «Fui obligado a participar de la guerra en las islas Malvinas. A mí en ese momento nadie me preguntó».


El proyecto comenzará a analizarse en audiencia pública a las 9 en el Salón Arturo Illia del Palacio Legislativo. De acuerdo con el cronograma estipulado en el seno de la comisión que encabeza el oficialista neuquino Marcelo Fuentes, el primer orador de la audiencia será el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni. También fueron convocados a debatir el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda, y el director nacional electoral, Alejandro Tullio.

Asimismo, se dará lugar a la participación de Pablo Díaz, único sobreviviente de la llamada «Noche de los lápices», cuando fueron secuestrados y desaparecidos estudiantes secundarios en la ciudad de La Plata durante la última dictadura militar.

Por otra parte, participarán de la audiencia la decana de la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata, Florencia Saintout, y el director de Sistemas Electorales de la Universidad del Salvador, Gustavo González.

Los organizadores de las audiencias confirmaron que hay una lista de más de 140 expositores que serán distribuidos en, al menos, dos jornadas. En principio, durante la audiencia de mañana fueron anotados unos 60 participantes que comenzarán a desfilar por la audiencia pública a las 9, previendo su finalización para alrededor de las 20.

El proyecto que prevé modificar la ley electoral para determinar que el voto constituya un derecho y no una obligación para los jóvenes de entre los 16 y los 18 años de edad lo iguala al régimen similar de los ciudadanos mayores de 70 años que rige en la actualidad. La propuesta implica modificar el artículo 7 del Código Electoral que, a partir de la aprobación de la iniciativa, establecería que «los argentinos que hubieren cumplido la edad de dieciséis gozan de todos los derechos políticos conforme a la Constitución y a las leyes de la República». Además, la norma sustituiría incisos de otros artículos para introducir la edad de 16 años, en lugar de la actual de 18.

Dejá tu comentario