17 de marzo 2023 - 00:01

El Banco Central suizo salió al rescate de Credit Suisse con u$s54 mil millones

Las acciones de la entidad repuntaron luego de la inyección de liquidez, aunque los inversores se mantenían cautos sobre las consecuencias de la medida.

TERREMOTO. La caída de Credit Suisse en Suiza coincidió con la del Silicon Valley Bank en EE.UU. y puso en alerta al mercado.
TERREMOTO. La caída de Credit Suisse en Suiza coincidió con la del Silicon Valley Bank en EE.UU. y puso en alerta al mercado.

Zúrich - El banco central de Suiza acordó ayer, en Zúrich, reforzar el capital del Credit Suisse en unos u$s54.000 millones de, para intentar defender a la entidad, lo que provocó una fuerte suba del precio de sus acciones, mientras se negocia una salida a la crisis de la entidad que puede incluir una fusión por absorción, según reveló la agencia Bloomberg.

De esta manera, el Credit Suisse detuvo su colapso por el retiro de confianza de los inversionistas, luego de la inyección de capital del Banco Nacional Suizo (SNB).

Las autoridades financieras helvéticas están analizando distintas opciones para ponerle un punto final a la crisis de la entidad que incluyen la fusión por absorción con otro banco.

Entre esas alternativas, figura también la posibilidad de dividir la entidad en dos unidades. Un negocio vinculado con la gestión de su patrimonio, para lo cual se propondría una fusión con otro banco y el negocio financiero local suizo que se separaría como una nueva entidad para proteger los depósitos de la gente.

Esto significaría que la banca de inversión y la banca comercial se separarían.

Las autoridades buscan que el grupo de la Unión de Bancos Suizos (UBS Group) y el Credit Suisse se fusionen aunque las objeciones a un posible acuerdo se extienden más allá de las dos empresas.

UBS y Credit Suisse se oponen a una fusión forzada, incluso mientras continúa la planificación de escenarios para una alianza orquestada por el gobierno, según confiaron ejecutivos de las dos entidades citados por Bloomberg.

UBS preferiría seguir su propia estrategia independiente centrada en la riqueza y es reacia a asumir riesgos relacionados con Credit Suisse que ahora parece decidida a ganar tiempo, después de obtener el respaldo de liquidez del SNB.

El gobierno suizo también está preocupado por la pérdida de empleos que resultaría de una combinación, aunque preferiría una solución suiza si es posible a la situación y está más preocupado por proteger las empresas y los depósitos locales, dijeron dos personas.

A pesar de estas turbulencias bancarias, el Banco Central Europeo (BCE), continuó con su hoja de ruta y subió las tasas de interés 50 puntos básicos, para tratar de frenar la inflación obstinadamente alta, diciendo que el sector bancario europeo es “resistente”, con finanzas sólidas y abundante efectivo disponible.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, dijo que la entidad brindaría apoyo adicional al sistema bancario si fuera necesario y afirmó que los bancos “están en una posición completamente diferente a la de 2008” debido a las salvaguardas agregadas después de la crisis financiera.
Por su parte, el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, también dijo que la exposición de Europa a Credit Suisse, que está fuera de la estructura de supervisión bancaria de la Unión Europea,

Para Christian Schmidiger, analista en el banco cantonal de Zúrich, la cuestión ahora es saber cuáles serán las consecuencias de la ayuda aportada por el Banco Nacional suizo “en los reflujos de capitales”.

“Cada mala noticia cuenta el doble”, indicó por su parte Dieter Hein, analista de Baader Helvea, en un comentario bursátil. La acción del Credit Suisse se ha vuelto muy volátil por los reveses acumulados.

“Esperamos que estas medidas calmen a los mercados y detengan la espiral negativa”, dijo Andreas Venditti, analista de Vontobel, para quien la ayuda del banco central es “una señal fuerte”. “Pero tomará tiempo recobrar plenamente la confianza”, agregó.

Tras haber perdido hasta un 30% la víspera, la acción del banco repuntó a más de 32% ayer en la apertura. Cerró la sesión con una subida del 19,15%, a 2,022 francos suizos era “bastante limitada” y “no concentrada” en ningún lugar.

Dejá tu comentario

Te puede interesar