Venta de combustibles cayó 17% interanual en noviembre

Energía

El volumen de ventas de combustibles durante noviembre en las estaciones de servicio de todo el país fue 17,1% menor al registrado un año atrás, mientras que el cotejo con octubre marcó un crecimiento de 2,9%.

Según el informe elaborado por la consultora Economic Trends para la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), al diferenciar por tipo de combustible, la caída fue de un 22,6% para el combustible Súper y 21,2% para el Premium. Por su parte, en el gasoil la caída fue de un 10,6% para el Grado 2 y 16,9% Grado 3, una caída mucho menor que estuvo relacionada con la actividad agropecuaria y el transporte, cuya actividad no cayó de manera tan abrupta a lo largo del año.

“El expendio de combustibles se encuentra entre los sectores cuyo volumen de actividad se encuentra todavía muy por debajo de los niveles previos a la irrupción de la pandemia de covid-19”, afirmó la entidad que preside Gabriel Bornoroni al plantear la caída tanto en naftas como en gasoil.

La venta total de las variedades de nafta y gasoil a nivel minorista marcó en noviembre un volumen de 1.234.662 litros de combustibles, frente a 1.199.806 litros de octubre. Este desempeño evidenció una recuperación acumulada del 11,1% desde junio, si bien se mantiene un 17,3% por debajo de febrero, último mes que no estuvo afectado por el aislamiento social y las restricciones de movilidad por el coronavirus.

El informe además evaluó la evolución de los precios de los combustibles durante 2020, el cual estuvo marcado por un congelamiento que duró hasta agosto. Los aumentos de precios al público en las estaciones de servicio de todo el país a lo largo del año fueron de un 18,50% de acuerdo a lo informado por YPF, lo que incluye el último, de un 4,5%, ocurrido en diciembre.

Más allá de los volúmenes comercializados, Bornoroni también destacó que el aumento de precios interanual fue mucho menor que la inflación al asegurar que entre los empresarios del sector “preocupa la posibilidad de una segunda ola porque ya no hay más espalda”.

“Fue un año muy difícil para el sector, y los números siguen mostrando esto. Esperamos que con el aumento de circulación por las vacaciones puedan mejorar las ventas”, dijo Bornoroni.

Dejá tu comentario