El petróleo en EEUU subió casi 2% en la semana y cerró por encima de los u$s42

Energía

Los futuros del petróleo crudo WTI treparon en el acumulado de la semana aunque este viernes cayeron por las proyecciones de una baja demanda.

El precio del petróleo en Estados Unidos cerró su segunda semana consecutiva con ganancias aunque permanecen las dudas sobre la recuperación de la demanda debido a la crisis del transporte aéreo ocasionada por la pandemia y por previsiones de un incremento de los suministros en el mercado.

A pesar de que este viernes perdieron 23 centavos, los futuros del crudo norteamericano WTI ganaron un 1,9% en el acumulado de la semana y cerraron en los u$s42,01 por barril.

Paralelamente, el petróleo Brent bajó 16 centavos este viernes a u$s44,80 por barril aunque en la semana trepó 0,9%. El valor en Londres se encuentra cerca de los u$s45 que el Gobierno argentino fijó para el barril criollo con el objetivo de defender a los productores locales.

Dos importantes organismos del sector de hidrocarburos, la Agencia Internacional de Energía (AIE) y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), recortaron esta semana sus previsiones sobre la demanda mundial de crudo de este año.

La demanda mundial de petróleo en 2020 sería 8,1 millones de barriles diarios (mdb) menor a la de 2019 según las estimaciones, una cifra menor a la de 2019.

Mientras tanto, la OPEP y sus aliados, liderados por Rusia, estarán incrementando los suministros de petróleo este mes de acuerdo a los términos del acuerdo que establecieron en el marco de la crisis global del sector.

"La gran pregunta es si la propagación del coronavirus va a continuar impactando en la recuperación de la demanda por gasolina y diésel", dijo Andy Lipow de Lipow Oil Associates en Houston.

Los precios habían subido esta semana por datos del Gobierno de Estados Unidos que indicaron que los inventarios de crudo, destilados y gasolina del país bajaron la semana pasada, ya que las refinerías elevaron su producción y la demanda de productos derivados del petróleo aumentó.

La OPEP y sus aliados recortaron la producción desde mayo cerca de un 10% respecto a los niveles previos a la crisis de la pandemia, a fin de apoyar los precios en el mercado. Según los términos de ese acuerdo, la fuerte baja de suministros comenzará a moderarse este mes, porque se esperaba una recuperación de la demanda.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario