La orden de Hollywood: o creces o te vuelves a casa

Espectáculos

El auge del streaming provocó que numerosas productoras independientes, tanto de EE.UU. como mundiales, se integraran a grupos más poderosos.

El auge del streaming empezó hace tiempo a cambiar las reglas del juego en el entretenimiento mundial, a medida que fuentes tradicionales de ingreso, incluyendo la taquilla en los cines, se vuelven menos significativos. Hasta hoy, esto provoca que productoras medianas, que hasta el momento apostaban sus fichas a éxitos individuales (en los cuales la influencia del azar tenía su parte), se consolidaran mediante la fusión o la integración a “pulpos” más poderosos, que no siempre tenían una tradición en el show business. “O creces o te vas” parece ser el lema.

Además de la megafusión multimillonaria de Discovery y WarnerMediad(e AT&T), entre los acuerdos más importantes de 2021 centrados en los contenidos se cuentan también la compra de MGM por parte de Amazon, por valor de 8.450 millones de dólares, en mayo; la venta por parte de Reese Witherspoon de su empresa Hello Sunshine por valor de 900 millones de dólares, en agosto, a una empresa respaldada por el gigante del capital de riesgo Blackstone, y la adquisición por parte de Creative Artists Agency, el 4 de octubre, de su competidora ICM Partners. En la lista de las grandes operaciones del año, The Hollywood Reporte suma el acuerdo de 775 millones de dólares del gigante surcoreano CJ Entertainment (la compañía detrás de Parasite) para adquirir una participación del 80 por ciento del negocio de guiones de Endeavor Content.

El acuerdo de Amazon con MGM proporciona al conglomerado mundial de Jeff Bezos, y a su servicio de streaming Amazon Prime, una amplia biblioteca de contenidos cinematográficos y televisivos, incluida la franquicia de James Bond.
Este fenómeno, que en Hollywood es conocido como “o creces o te vas a casa”, no termina en sus límites sino que parece extenderse a otros territorios. Las empresas independientes de televisión y cine se están uniendo, o siendo compradas, a medida que avanza la revolución del streaming. Entre las adquisiciones más recientes figuran la compra por parte de Sony Picture Television, el 1 de diciembre, del grupo de producción británico Bad Wolf (un acuerdo valorado en unos 80 millones de dólares); el acuerdo del 5 de julio entre la francesa Mediawan (“Diez por ciento”) y la alemana Leonine Studios (Dark) para adquirir una participación del 51% en la empresa de televisión británica Drama Republic; en abril, la californiana Fremantle Media adquirió Abot Hameiri, la productora israelí que está detrás del éxito internacional “Shtisel”, y en marzo, ITV Studios adquirió una participación mayoritaria en la danesa Apple Tree Productions, fundada por el productor de “The Killing”, Piv Bernth.
BBC Studios, la rama comercial de la cadena pública británica, lleva varios años comprando silenciosamente productoras independientes, y el pasado 14 de diciembre se hizo con el control total de House Productions, productora del film “Brexit”, protagonizado por Benedict Cumberbatch, “The Uncivil War” y la próxima miniserie de la BBC “Sherwood”. Entre los nuevos actores que siguen su modelo global se encuentra la productora de “True Detective” y “Mr. Robot”, Anonymous Content, que ha creado empresas conjuntas en el Reino Unido (Chapter One), Escandinavia (AC Nordic) y Sudamérica (AC Brazil).

La demanda de contenidos y la presión sobre las productoras para que crezcan -aseguran en The Hollywood Reporter- aumentará en los próximos años. En su análisis anual del sector de los medios de comunicación y el entretenimiento, Pricewaterhouse Coopers pronosticó que los ingresos por streaming alcanzarán los 94.000 millones de dólares en 2025, lo que supone un aumento del 60% respecto a las cifras de 2020.

Dejá tu comentario