La salud de Sergio Lapegüe: pasó una buena noche, pero sigue internado en terapia intensiva

Espectáculos

El periodista, quien dio positivo a Covid-19 tras regresar de unas vacaciones familiares en Punta Cana, se encuentra en el Sanatorio Juncal de Temperley. A través de un posteo, su esposa comunicó las novedades respecto de su salud.

Sergio Lapegüe, internado en terapia intensiva tras haber dado positivo a coronavirus Covid-19 luego de regresar de unas vacaciones familiares en Punta Cana, pasó una buena noche. La noticia fue comunicada por su esposa Silvia, más conocida como “Bochi”, quien a través de su cuenta de Instagram informa a diario detalles de la evolución de la salud del periodista. Cabe señalar que se trata de un paciente de riesgo ya que es asmático.

“Pasó una buena noche. Vamos, Sergio”, se lee en la historia publicada, la cual está ilustrada por una imagen de una videollamada que mantuvo la pareja. En la fotografía se lo puede ver a Lapegüe con un respirador desde el Sanatorio Juncal, ubicado en la localidad bonaerense de Temperley.

Embed

Hace una semana, el conductor había realizado una publicación en su cuenta respecto de su situación: “La soledad. Estar aislado. No querer ver a nadie. Estar a oscuras por necesidad. No podes prender la tele, simplemente porque no queres escuchar nada. Silencio. Solo siento los pasos de los tremendos servidores públicos que van de un lado a otro por el pasillo del COVID. Médicos, enfermeros, personal de limpieza, de servicio a la habitación. Que se arriesgan cada minuto para que los pacientes puedan cursar esta enfermedad tan desconocida como rara, de la mejor manera sin secuelas. “Los héroes”, como los llamamos al principio, ¿se acuerdan?

Embed

“Cada vez que tienen que entrar a cada cuarto se visten con ropa nueva la que se quitan cuando se van. Y la descartan en un cesto para no llevar el virus. Y de pronto controlan el oxigeno en sangre y satura bajo, ahí te ponen oxigeno para respirar mejor. Y viene la experimentada enfermera y te inyecta antibióticos o corticoide, o un anticoagulante, para evitar una posible trombosis. Y un mazazo cae sobre tu cabeza, que te desploma sobre la cama. No querés levantarte. Solo que pase el tiempo y que el virus se vaya cómo llego”, agregó Lapegüe.

Por último, describió que tiene dolor de huesos, de espalda, fiebre, tos, descompostura, desgano y falta de aire. “Muchas gracias por todos los mensajes de aliento y apoyo. De verdad me emocionan. Y son innumerables. Aunque sé qué hay gente mal intencionada. Que se alegra de los problemas del otro. Que opina sin saber. Ojalá puedan dejar de odiar o envidiar porque eso es malo para el corazón de cada uno de ustedes. El virus no lo traje del viaje. Lamentablemente me contagie acá. Se los digo de corazón. Un amigo”, concluyó.

Dejá tu comentario