Otra semana para mirar el dólar blue: qué pronostica el mercado

Finanzas

En los últimos días, y a medida que se calienta el clima electoral, el Mercado Negro de Divisas se va recalentando. ¿Qué ven los analistas.   

Esta semana el mercado volverá a tener la mirada atenta sobre el dólar blue que arrancará en $185, su máximo del año, a solo $10 de su récord histórico. En los últimos días, y a medida que se calienta el clima electoral, el Mercado Negro de Divisas se va recalentando.

Este viernes el dólar informal hilvanó su octava suba consecutiva, con 50 centavos más, y acumuló en la semana un ascenso de $6, el mayor para este lapso en un mes. De esta manera, el spread con el tipo de cambio mayorista llegó al 91,9%, su nivel máximo desde el 4 de enero.

El blue viene de anotar tres alzas mensuales consecutivas: aumentó $9 (6,4%) en abril, $7 (4,7%) en mayo, y $11 (7%) en junio. En cambio, en el primer trimestre del año, había anotado bajas mensuales en enero, febrero y marzo, llegando a tocar un mínimo de $139 a principios de abril. En lo que va del año, la cotización muestra un ascenso de $19.

El Gobierno evita mostrarse preocupado por el avance del dólar blue y de hecho cree que a medida que sigan ingresando divisas por las exportaciones del agro el precio al que opera el Mercado Negro de Divisas volverá a bajar.

La opinión de los analistas sobre el dólar blue

Federico Glustein, economista

Creo que el blue sube como efecto de mercado, primero, ante declaraciones de que no se espera una devaluación previa a las elecciones y es sabido que inversores se dolarizan en ese período. También, hay una sensación del mercado que están planchando al dólar y que "está barato", y que las restricciones funcionaron a medias, porque se usan otros instrumentos para hacerse de dólares libres como Cedears y acciones, a precios cercanos al blue.

A su vez, considero que las "manos amigas" ya no tienen el impacto para bajar la cotización porque el puré entre blue y solidario deja una ganancia alta ($2400 aprox) para el pequeño operador y muestra que se necesita más de lo habitual para lograr la pax cambiaria. En esa línea es vital evitar nuevas trabas a la adquisición de dólares legales porque se sabe que no generan impacto, disparan el blue y los traders tienen varias alternativas

Christian Buteler, analista financiero

Con el blue, pasa lo que pasa siempre generalmente: viene tranquilo y de repente cuando ajusta lo hace en forma violenta. Venía planchado y en una semana pegó un salto de más de $10.

Tampoco ayudaron mucho las nuevas restricciones cambiarias de la semana pasada, no porque afecten al blue particularmente, porque son mercados totalmente distintos, sino por la señal que da.

Cuando se restringe algo, se da la señal de que algo falta y obviamente eso suele traducirse en comprar ese bien porque va a escasear. Por eso hoy en día se mueve de esta forma

Por otro lado, lo que sucedió también en el último mes es que creció un 11% la base monetaria, con lo cual, más pesos en la calle, siempre se traduce en más presión sobre el tipo de cambio.

Lorena Giorgio, economista jefe de Equilibra

Una de las consecuencias de las nuevas regulaciones de la CNV y el BCRA es el desvío de parte de la demanda hacia el mercado informal. En el arranque de la semana la cotización llegó a superar los AR$ 180, y si bien el BCRA no tiene poder para intervenir sobre este mercado, se habla de “manos amigas” que operaron para que la cotización al cierre fuera más baja. Hasta ahora, era común ver jornadas en las que la cotización informal se despegaba, pero durante los días posteriores volvía a converger a niveles más cercanos a las cotizaciones MEP y CCL “intervenidas”.

Pero el “CCL vía bonos” ya dejó de ser un precio de referencia para este mercado y por lo tanto, a pesar de su poder de fuego, el BCRA perdió capacidad para fijar precios. Por eso, es muy probable que la cotización informal se vuelva mucho más volátil y no converja al CCL regulado, sino se acople más bien al “CCL libre” que cotiza 10 pesos por encima del regulado. A toda esta presión en el frente cambiario se le suma también que la base y los agregados monetarios comenzaron a despertarse y, al mismo tiempo en el que aumenta la demanda de dólares, lo hace también la oferta de pesos.

Guido Lorenzo, director de la consultora LCG

El blue está caminando en sintonía con el ritmo del resto de los precios o sea es el mercado que no está intervenido por ahora. Es un mercado chico, pero igualmente puede ser que en cualquier momento aparezcan las famosas manos amigas para bajarlo

Por ahora está reflejando el ritmo de toda la nominalidad de la economía, con lo cual es esperable que aumente a una tasa del 3% o 4 % mensual.

El blue estuvo mucho tiempo calmo entonces tiene que ir recuperando, lo que subieron los precios de la economía.

Hoy pensar en un dólar blue de $200 quizás no pareciera irrisorio, cuando el año pasado ya estuvo cerca de ese nivel. Así y todo, vale remarcar que en todos los mercados se está observando una mayor dolarización.

El que más lo refleja es el mercado de futuros. Allí se veía cierta calma y de repente los inversores comenzaron a pagar, ante cierto nerviosismo o incertidumbre en torno al postergado acuerdo con el Fondo y al cierre de listas de cara a las elecciones legislativas.

Sergio Morales, fundador de interfinace.com.ar

La suba del dólar informal está relacionada a que transitamos un contexto donde la deuda pública de la Argentina superó los USD 340 millones la semana pasada alcanzando su mayor nivel en la historia, mientras que el Ministerio de Economía licita bonos para absorber los pesos que sobran y el Banco Central refuerza el cepo para evitar la salida de divisas.

En este sentido, cabe recordar que los datos oficiales correspondientes a la inflación de junio son sumamente inquietantes, los cuales presentan un aumento del 3,2% en junio respecto al mes anterior y, por supuesto, trae cierta preocupación en la City, siendo niveles muy altos en relación a una todavía actividad económica semiparalizada producto de las restricciones por las medidas sanitarias.

En cuanto al precio futuro de la divisa, lo esperable es que por lo menos su valor se ajuste en concordancia con los inflación. De ser así, estamos hablando de un dólar informal cómodamente superior a los $200 hacia finales de este año.

Salvador Di Stefano, analista

Argentina reestructuró la deuda privada, debe reestructurar la deuda con el FMI y debería equilibrar las cuentas públicas para no desestabilizar el balance del BCRA. Cuando nos preguntamos ¿por qué aumentan los dólares alternativos?, la respuesta es simple, en la medida que los ingresos genuinos solo cubran el 70,6% de los gastos totales más el pago de intereses, tendremos asegurada alta inflación por la enorme cantidad de pesos que tendremos que emitir para financiar las cuentas públicas. Por otro lado, la única forma de licuar la deuda con el BCRA es devaluar el signo monetario en una proporción similar o superior a la inflación del 50%.

En este escenario, todos los caminos conducen a comprar cualquier dólar, MEP, CCL, CCL plus, Senebi o el más popular de todos el Blue o Informal, o el negro como se lo conoce en el barrio.

Delphos Investment

El cierre de las listas de candidatos para las próximas elecciones generó nerviosismo, no sólo de los políticos, sino también de los actores económicos que siguen buscando refugio en el dólar, ya sea mediante sus variantes financieras e incluso con futuros del Rofex.

Hay que reconocer que el BCRA tiene un alto poder de fuego en el frente del mercado de los futuros, al haber reducido a cero la posición vendida. En el mercado del CCL se percibe la calma que trajo a la variante operada con bonos, pero sigue creciendo la brecha en relación a las cotizaciones "mayoristas". Es lógico el comportamiento que observamos, más aún en el marco internacional un poco más desfavorable que observamos desde comienzos de junio´21, pero no creemos que vaya a suceder algo similar a lo visto en sep/oct´20, cuando el poder de fuego del gobierno era muy reducido y la presión de los pesos emitidos por la pandemia parecían no encontrar otro destino que el dólar.

Quantum Finanzas

Luego de los primeros días de vigencia de las nuevas regulaciones, el BCRA logró reducir el ritmo de pérdida de reservas, pero se le escaparon las cotizaciones de los dólares libres, con depreciaciones del 4-6%. Ello llevó a una mayor demanda de activos de cobertura, observado en el aumento de las tasas de devaluación implícitas en los contratos de USD futuro y la caída en los rendimientos de los bonos USD-linked.

Los objetivos cambiarios y de reservas trazados por el gobierno enfrentan riesgos por incertidumbres que no se despejan. Entre ellas, la evolución de la tasa de inflación de los próximos meses, la implementación de mayores restricciones ante eventuales aumentos de los tipos de cambio libres y la evolución del programa financiero-económico, incluyendo el momento y forma del acuerdo con el FMI.

Gustavo Ber, analista

El dólar blue está, al igual que las demás referencias, más demando pero los dólares financieros sigue domados a través de crecientes intervenciones. Allí vienen logrando defender la barrera de los $ 170, más allá que otras referencias de tipo de cambio implícitos ya se encuentran por encima.

El blue es minorista, y una plaza reducida y poco transparente, las referencias que marcan el ritmo son los dólares financieros.

La alta nominalidad de la economía lleva a todos los precios para arriba, el tema es cuándo y cómo y eso depende del clima de incertidumbre y el balance de pesos-dólares que no resulta favorable hacia el segundo semestre, de ahí que se deberán seguir usando divisas acumuladas en la primera parte del año.

Dejá tu comentario