Dólar financiero cruzó los $250 y selló otro récord: ¿se acerca a su techo transitorio o va por nuevos máximos?

Finanzas

Mirá a cuánto cerró el dólar financiero. Tanto el MEP como el CCL anotaron este miércoles nuevos máximos nominales históricos tras los mayores controles cambiarios.

El dólar financiero no detuvo su marcha alcista luego del endurecimiento del cepo cambiario, y anotó este miércoles nuevos máximos al cierre, cruzando ya la barrera de los $250, con una brecha superior al 100%, mientras el blue amagó con bajar, pero hacia el epílogo se mantuvo en niveles récords nominales, pese a un rebote de los bonos en dólares y a las fuertes compras del Banco Central, cercanas a los u$s600 millones.

Los síntomas de desconfianza se mantuvieron entre inversores escépticos sobre el futuro de la economía local y los indicios de una recesión global dada la escalada inflacionaria.

En este marco, el dólar "contado con liqui" (CCL) -operado con el bono Global 2030- osciló subas y bajas durante la jornada, pero hacia el final de rueda se decantó por la tendencia al alza, y subió 0,4% hasta los $251,03, nuevo récord nominal histórico de cierre. Así, la brecha con el tipo de cambio mayorista trepó al 100,8%.

En tanto, el dólar MEP -también valuado con el Global 2030- aumentó 1,1% hasta los $245,67. En consecuencia, el spread con el tipo de cambio oficial llegó al 96,5%.

Así, el tipo de cambio financiero anotó una suba de casi $14 en apenas tres días, luego del reciente refuerzo al cepo cambiario importador, que posibilitó, por otro lado, que el Banco Central (BCRA) se alzara con unos 560 millones de dólares este miércoles, una compra récord en los últimos cinco años y medio, para acumular en la semana un saldo favorable superior a los 1.000 millones de dólares y arrastrar en junio adquisiciones por unos 400 millones de dólares (desde un balance negativo de u$s189 millones). En consecuencia, el acumulado de 2022 se amplió a u$s1.312 millones (todavía muy por detrás de lo adquirido en el mismo lapso de 2021).

Dólar CCL: ¿se acerca a su techo transitorio o va por nuevos máximos?

El importante saldo a favor del BCRA en sus recientes intervenciones, impensado hasta hace unos días, sumado a un rebote de los bonos en dólares y a una mayor estabilización de la deuda en pesos, podría ponerle un techo transitorio a los tipos de cambio financiero, aventuran algunos especialistas.

Se basan, en efecto, en señales que mostraron otros dos tipos de cambio CCL, que en esta jornada terminaron en baja. El CCL Senebi retrocedió cerca de $1 y cerró en $251, mientras que el CCL Cedear cayó 20 centavos hasta los $249,72.

Una ayuda extra provino desde Brasil, ya que el real se apreció cerca del cierre un 1,7% a 5,1794 unidades por dólar, luego de que se conocieran los planes del Gobierno de Bolsonaro de simplificar los procedimientos para la emisión de bonos privados con el fin de estimular la recaudación de fondos a través de los mercados de capitales, así como mejorar la seguridad de los contratos internacionales, dijo un funcionario del Ministerio de Economía de Brasil a Reuters.

"Creo que el CCL se empezó a acomodar en esta incertidumbre que se generó por las medidas del BCRA y por la eventualidad de la caída de los bonos en pesos y la desconfianza del mercado en los instrumentos del Tesoro. Si bien tuvo un alza diaria, considero que está encontrando su equilibrio transitorio tras dos semanas de rally donde subió 19%, gran parte del alza del año. Además, los bonos CER operaron con alza por lo que puede haber una nueva confianza en ese segmento, que estabilice el CCL", comentó el economista Federico Glustein.

Sin embargo, otros analistas son más escépticos y proyectan que el CCL podría ir en busca de nuevos máximos nominales, ante reforzados síntomas de desconfianza. "Veo al dólar CCL yendo hacia nuevos máximos, acelerando especialmente ante ruidos políticos que acentúen el nerviosismo, pero empujado de fondo por la elevada nominalidad de la economía y sus desequilibrios, lo cual continúa activando coberturas", comentó el economista Gustavo Ber a Ámbito.

En el mercado advierten que la intervención del BCRA en el mercado secundario para sostener los precios de la deuda CER, junto con la emisión para asistir al Tesoro (el viernes pasado le transfirio $95.000 millones de Adelantos Transitorios), genera una mayor oferta de pesos en una economía que no los demanda.

"En lo que va de junio (hasta el último viernes), entre operaciones para financiar al Sector Público, más intervención en la curva de pesos, junto con el pago de intereses por Pasivos Monetarios, el BCRA emitió $918.500 millones, mientras que esterilizó $722.000 millones con pases y leliq", estimó Martín Polo, jefe de Estrategia de Cohen. En otras palabras, calcula que en el sexto mes del año se emitió 25% de la Base Monetaria. "Ni en pandemia se emitió tanto", remató.

Pero, además, las trabas a las importaciones han transformado al BCRA en comprador neto de divisas, lo que implica más inyección de pesos, alertan en el mercado.

"En este contexto creemos que los riesgos de un nuevo fogonazo inflacionario han crecido, como las perspectivas de un aumento de los dólares libres, mientras el mercado de futuros del dólar se recalienta producto de la necesidad de cobertura de las empresas que hoy no pueden acceder al MULC", sostuvieron desde Aurum Valores.

De todas formas, la devaluación implícita hasta fin de año arroja 37% que, contra una inflación esperada de no menos del 31%, implicaría solo una muy moderada depreciación real del peso. "Los meses que en los futuros se le da una mayor probabilidad de salto cambiario son los de agosto y septiembre", estiman en Aurum Valores.

"Sabiendo que el desafiante ´rollover´de la deuda pone en duda el esquema de financiamiento consensuado con el FMI, esta dinámica de mayor emisión difícilmente cambie", indican desde Invertir en Bolsa (IEB). Así, teniendo en cuenta sus proyecciones sobre el CCL, "el continuo aumento en los pasivos monetarios y remunerados, y la poca acumulación de reservas, empujarían al alza nuestro ´benchmark´ (hoy está en $262) y presionaría aún más al tipo de cambio implícito. Adicionalmente, en la media que el BCRA no acelere el ritmo de devaluación de la flotación administrada, la brecha podría seguir subiendo", resaltan.

dolar ccl grafico.jpg

Fuente: Invertir En Bolsa (IEB).

Un agente financiero de la banca extranjera sostuvo que "es momento de cubrirse en títulos atados al CER (inflación), o directamente tomar refugio en el (tipo de cambio) 'CCL' o dolarizarse, porque está todo muy barato para lo que viene por delante".

Al complejo panorama económico con una inflación proyectada de al menos un 70% anual se suman las peleas internas en la coalición del Gobierno que también juegan en contra del escenario financiero.

"Hay que parar la maquinita" de imprimir billetes desde el banco central (BCRA), dijo Daniel Artana, economista de la privada fundación FIEL, al explicar que entes oficiales son los únicos compradores de la deuda pública para recortar las pérdidas entre inversores privados. Agregó que a la economía argentina "no le faltan dólares, sino sobran los pesos", en momentos que el BCRA puso más reparos a las importaciones para frenar una preocupante sangría en sus reservas.

Por otro lado, el Banco Central continuó con la devaluación lenta, pero segura del tipo de cambio oficial, que sumó en la jornada otros 17 centavos hasta alcanzar los $125,04. "El crawling peg se ubicó en una TNA del 49,69% manteniéndose el promedio de las últimas cinco ruedas por encima del 51% desde mediados de junio", describieron desde PPI.

Dejá tu comentario