Dólar: qué se espera para la divisa esta semana

Finanzas

Comienza una semana de alta tensión en el mercado financiero, con un dólar blue que alcanzó el viernes su récord nominal intradiario en $350 pero cerró aún a niveles elevados. En tanto, los dólares financieros lograron frenar la escalada tras la decisión en relación a los Cedears.

Comienza una semana de alta tensión en el mercado financiero, con un dólar blue que alcanzó el viernes su récord nominal intradiario en $350 pero cerró aún a niveles elevados. En tanto, los dólares financieros lograron frenar la escalada tras la decisión del Banco Central de incluir a la tenencia de los Certificados de Depósito Argentino (Cedears) en el límite de disponibilidad de 100.000 dólares que pueden tener las empresas que acceden al mercado oficial de cambios. En ese marco, la city arranca una nueva semana en medio de rumores que alientan la especulación y la incertidumbre. El Gobierno retomó las conversaciones y se esperan nuevas medidas. En ese contexto, Salvador Di Stéfano es su reporte semanal vaticinó que se espera para la divisa esta semana.

"La intervención del Banco Central en el mercado hará que sobrevengan ventas de activos financieros que podrían hacer retroceder al dólar bolsa o MEP y al contado con liquidación. Esto sumado a que estamos a fin de mes, las ventas en los comercios no fueron muy buenas y las empresas necesitan financiar capital de trabajo", comenzó Di Stéfano anunciando que quizás, la volatilidad del dólar pueda aflojar esta semana.

En ese sentido, el analista recomendó qué hacer con los ahorros: "Personalmente no recomiendo vender dólares, es lo último que haría, en esta instancia prefiero que tome financiamiento bancario. Las tasas en el mercado rondan el 60% anual, es una tasa a futuro menor que la inflación que podría ubicarse en torno del 90% anual. Agotaría todas las instancias para no vender ningún tipo de mercadería, incluido dólares, primero tomaría financiamiento ya que las tasas son negativas contra la inflación".

"A los precios actuales vendo dólares y me quedo con mercadería. Creo que la mercadería es un bien escaso, y por ende prefiero retener stock y no dólares billetes. Comprar mercadería es el mejor negocio a mediano plazo", sostuvo.

"Tenemos un severo problema de política monetaria, el Estado intervino en el mercado de pesos y bajó demasiado las tasas de interés, esto no hace atractivo a estos instrumentos, por ende, los agentes económicos se quedan posicionados en dólares. El tren fantasma invita a que los ciudadanos se queden en moneda extranjera y omitan inversiones en moneda local", analizó.

El economista, aseguró que para revertir este escenario "la tasa de aumento del tipo de cambio mayorista y la tasa de interés deberían ser más elevadas que la tasa de inflación. Pero esta receta no está en el ADN de este gobierno. No hay forma de disciplinar al mercado en esta coyuntura. El Banco Central no tiene dólares, por ende, no puede ofertar dólares para bajar la brecha cambiaria que se ubica en el 160% si se la mide con el dólar blue".

"El Banco Central en esta coyuntura cuenta con dos herramientas, por un lado, la tasa de interés y por otro la posibilidad de aumentar el tipo de cambio mayorista. Creemos que tarde o temprano el Banco Central tendrá que abandonar al tren fantasma y generar incentivos para que los inversores busquen posicionarse en el mercado de pesos. Para dar una señal de confianza, el gobierno debería mostrar que puede bajar el déficit fiscal y conseguir incrementar las reservas del Banco Central. Si nada de esto ocurre, el mercado seguirá apostando al dólar y los pronósticos de un dólar a $ 400 a fin de año serán realidad, como también una inflación superior al 90% anual", concluyó.

Panorama a corto plazo

"El blue no me preocupa, porque en el mediano plazo se arbitra en relación al MEP y al CCL. En el corto plazo, está regido por el pánico de minoristas que convalidan cualquier precio pero los que hay que mirar son los dólares financieros que marcan el impulso dolarizador del mercado", expresó el economista Sergio Chouza.

Un reciente informe de Ecolatina, se enfocó en lo que será las próximas semanas para el Ministerio de Economía: "Estamos en presencia de un escenario de mayor austeridad fiscal hacia adelante: sin un margen relevante para financiarse con Adelantos Transitorios (inclusive incumpliendo las metas con el FMI), el programa financiero seguirá descansando fuertemente sobre las licitaciones de deuda. Por esta razón, normalizar lo antes posible el frente financiero se torna todavía más importante, y seguramente veamos aumentos en las tasas de interés, los cuales se han venido postergando".

"Finalmente, incluso si se reencauza el programa económico (el BCRA vuelve a acumular reservas y se desactivan las expectativas de devaluación) el segundo semestre será de mayor inflación, menor actividad y con límites fiscales más rígidos que el primero, indicando que el equilibrio financiero/político/social continuará siendo inestable. Con poco tiempo para realizar correcciones de fondo que arrojen resultados positivos, pero con todavía mucho tiempo como para reprimir costos, la actual crisis financiera está forzando al Gobierno a dejar de priorizar la maximización de beneficios para focalizarse en la minimización de costos. Y evitar una devaluación del dólar oficial figurará en los próximos días al tope de la lista de prioridades", agregó el informe.

Dejá tu comentario