Tarjetas de crédito: por el aumento de los costos, bajó el volumen de las operaciones

Finanzas

Las operaciones mostraron un fuerte freno en relación a los crecimientos de los meses anteriores. En el último mes, el incremento de su uso fue del 2,6% muy por debajo de la inflación. La suba de tasas y el fin de las cuotas "sin interés", son algunas de las causas.

La suba de tasas del Banco Central comenzó a hacerse palpable en la economía real. Según el último informe de First Capital Group, las operaciones en tarjeta de crédito mostraron un fuerte freno en relación a los crecimientos de los meses anteriores. En el último mes, el incremento de su uso fue del 2,6% muy por debajo de la inflación.

En septiembre, las operaciones con tarjetas de crédito registraron un saldo de $1.797.127 millones, lo cual significa un aumento de un 2,6% respecto al cierre del mes pasado, unos $45.857 millones por encima de agosto y muy por debajo de la inflación esperada. Sin embargo, se observa una fuerte desaceleración en el incremento porcentual en relación al mes anterior en donde se evidenció un incremento del 6,1%.

El crecimiento interanual, llegó al 64,8%, y en este caso tampoco alcanzó los niveles de la inflación del período arrojando en consecuencia una baja de la cartera en términos reales.

“La paulatina desaparición de las ofertas de cuotas “sin interés”, y el incremento del costo de los resúmenes, dan como resultado una caída de los saldos financiados. Además el incremento de precios, hace que los tarjetahabientes alcancen muy rápidamente los límites de crédito establecidos”, explicó Guillermo Barbero, Socio de First Capital Group.

En cuanto al consumo de tarjetas de crédito en dólares, la consultora registró una suba interanual del 140,2%, aunque con un comportamiento mensual irregular. En septiembre hubo una disminución del 7% respecto al mes anterior. "Nuevas medidas que restringen el financiamiento de las compras en moneda extranjera, impactan sobre los saldos", finalizó Barbero.

La suba de tasas del Banco Central para desincentivar el ahorro en dólares, siempre tiene consecuencias en quienes recurren al financiamiento para pagar sus gastos. Recientemente, los bancos le comunicaron a sus clientes que se incrementarían las tasas para el uso de tarjetas de crédito.

Las 12 cuotas con interés con tasa nominal anual (TNA) de 105%, una tasa efectiva anual (TEA) del 168% y un costo financiero total (CFT) de 211% saltaron al 115% (TNA), 193% (TEA) y un CFT del 247%.

El Ahora 12 (sin interés) con tasa nominal del 59% pasó a una del 64% para tarjetas bancarias. Para las seis cuotas, el CFT pasó de 193,81% a 212,59% anual. Los costos son más altos para tarjetas no bancarias: el costo financiero total llega a 320,22% para el plan en 12 cuotas.

La última modificación al programa oficial ató la tasa a las variaciones de la tasa de referencia y, con las fuertes subas que le imprimió el Banco Central, el costo del plan se va ajustando al alza. De esta manera, la tarjeta de crédito que venía siendo una herramienta para financiar gastos comienza a generar un consumo más medido que impacta de lleno en el resto de la economía.

Dejá tu comentario