El trigo se hundió casi 6% y tocó su menor valor desde abril

Finanzas

Los futuros del trigo estadounidense tocaban su nivel más bajo en dos meses y medio, ya que la cosecha de Estados Unidos y Europa desvió la atención de la interrupción a las exportaciones del mar Negro por la guerra.

El precio del trigo lideró las pérdidas en el mercado de Chicago ya que se desplomó un 5,7% ante presiones por mayor oferta de EEUU y Europa. Mientras que el maíz retrocedió 3% y perforó el piso de u$s300 la tonelada.

De esta manera, el contrato de julio del trigo se ubicó en u$s358,34 la tonelada, el más bajo desde abril.

"Los fundamentos de la fuerte caída radicaron en el firme avance de la cosecha norteamericana gracias a las buenas condiciones climáticas y al comienzo de la recolección del cereal en Europa", indicó un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

La nueva cosecha en el circuito comercial puso en un segundo plano la continuidad de la guerra en Ucrania, dado que "habrá más oferta para abastecer las necesidades de los compradores", indicaron los analistas de la corredora de granos Granar.

Respecto a este último punto, este martes el gobierno de Turquía insistió con su iniciativa de corredores seguros para sacar el grano ucraniano retenido desde el inicio de la guerra.

Sin embargo, "mientras los bombardeos siguen, los escollos que debe superar el plan turco son los mismos: la exigencia del Kremlin para que le sean removidas algunas de las sanciones y la negativa de Kiev a desminar las zonas del Mar Negro próximas a zonas clave como el puerto de Odesa", destacó la corredora.

A esto se sumó que la consultora rusa SovEcon elevó este martes de 88,60 a 89,20 millones de toneladas su estimación sobre la cosecha récord de trigo 2022/2023 en Rusia y le sumó presión a las cotizaciones.

Por su parte, el maíz retrocedió 3% y se ubicó en u$s299,49 la tonelada, debido a las buenas perspectivas climáticas manifiestas en las zonas productivas, incentivadas por temperaturas favorables para los cultivos del Medio Oeste de los Estados Unidos, indicó la BCR.

Además, el mercado prevé que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) califique el 70% de la cosecha de maíz como buena a excelente en su informe semanal, lo que sustenta las bajas. Asimismo, el firme avance de la cosecha en Brasil sumó presión.

Por el lado de la soja, el contrato de julio bajó 1,2% hasta los u$s617,66 la tonelada, a la vez que el de agosto lo hizo por 1,5% para posicionarse en u$s587,35 la tonelada.

Los fundamentos radicaron en lluvias beneficiosas para el cultivo en Estados Unidos, una menor demanda de China de mercadería y la presión que ejerció la fuerte baja del maíz.

Temas

Dejá tu comentario