La lira turca rebota 3% luego de la devaluación histórica y los mercados se mantienen expectantes

Finanzas

Aunque la jornada arrancó a la baja, alcanzando el mínimo de 14,7 liras por euro marcado ayer, la tendencia se invirtió y luego se cambiaba a 13,9 unidades por euro y 12,3 por dólar. El desplome se inició cuando Erdogan defendió que una baja tasa de interés controlaría la inflación.

La lira turca logra revertir su sendero bajista y recupera un 3% en las primeras horas de cotización respecto a la histórica caída del 11 % de ayer. Aunque la jornada arrancó a la baja, alcanzando el mínimo de 14,7 liras por euro marcado ayer, la tendencia se invirtió y luego se cambiaba a 13,9 unidades por euro y 12,3 por dólar.

El desplome histórico del martes, que motivó incluso un comunicado del Banco Central para advertir contra los negocios con valores "desvinculados de las bases económicas", se había iniciado el lunes cuando el presidente del país, Recep Tayyip Erdogan defendió que una baja tasa de interés ayuda a controlar la inflación.

El Banco Central redujo el pasado jueves los tipos del 16 al 15 %, muy por debajo de la inflación interanual, que roza el 20 %. Esta política ha llevado a una devaluación de la lira que dispara los precios al consumidor, porque incluso los productos locales turcos dependen del mercado de divisas, debido a que el país importa numerosas materias primas, además de carburante y energía.

El precio de la lira turca comenzó a bajar a mediados de octubre ante la destitución por decreto del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de tres altos funcionarios del banco central, incluidos dos subdirectores. Los tres funcionarios despedidos votaron en contra del recorte de la tasa de interés en una reunión bancaria de septiembre. Erdogan, por su parte, aboga por la baja, argumentando que la inflación está impulsada por las altas tasas de interés.

La insistencia de Erdogan en recortar los tasas y sus frecuentes revisiones de la dirección del banco central, en parte por desacuerdos políticos, parecen haber dañado gravemente la credibilidad del banco a lo largo de los años, golpeando la lira.

La moneda turca perdió ya un 35% de su valor en lo que va de año, con una bajada muy pronunciada desde mediados de octubre, que se aceleró en los últimos meses. Solo desde el lunes de la semana pasada acumula una depreciación del 17% frente al euro y el dólar.

“Los riesgos se inclinan hacia una mayor depreciación”, agregó Guillaume Tresca, estratega de mercados emergentes en Generali Insurance Asset Management, añadiendo que espera que la agitación de Turquía tenga un impacto limitado en otros países y activos de los mercados emergentes.

La inflación en Turquía se aproxima al 20%, lo que significa que los bienes básicos para los turcos -una población de aproximadamente 85 millones de personas- se dispararon en precio y sus salarios en moneda local están gravemente devaluados. La lira perdió casi un 40% de su valor este año y un 20% sólo desde el comienzo de la semana pasada, según Reuters.

Dejá tu comentario