El drama de los 300 venezolanos varados en Argentina hace 6 meses

Información General

Le ruegan al consulado que los ayude a volver a su casa. Desde que se declaró el aislamiento hubo solo un vuelo de repatriación que llevó a 80 pasajeros.

Llegaron a la Argentina por diversas razones: visitar a la familia, giras artísticas, inscribirse en la universidad, entre otras cuestiones. Lo que muy pocos pensaban cuando desembarcaron a principios de año es que se quedarían en el país por más de seis meses.

Hoy hay un grupo de alrededor de 300 personas rogando por volver a su casa en Venezuela. La gran mayoría ya tenía pasaje de vuelta, pero el único vuelo de repatriación que se hizo a su país, el 20 de agosto, requirió volver a comprar el ticket aéreo, que costaba 420 dólares, algo que muchos no podían afrontar. En ese avión lograron irse 80 venezolanos.

Es por eso que quienes siguen en tierras argentinas están a la espera de que el consulado venezolano les de una respuesta ante una situación de angustia que no saben por cuánto más se puede prolongar.

“Vivo, trabajo y tengo a mi familia en Venezuela. Estoy desesperada por volver a mi casa...”, contó Natalia Villafañe, quien llegó al país el 16 de Febrero, para participar de una gira artística.

En el grupo de venezolanos varados, que se puso en contacto para lograr alguna gestión que los lleve de nuevo a su país, hay desde personas mayores de 80 años cuyos hijos los ayudaron a comprar el pasaje para llegar a la Argentina, madres con niños, una embarazada a punto de dar a luz, entre otros protagonistas que hoy atraviesan una situación de vulnerabilidad muy fuerte.

“Hay quienes se están quedando en casa de familiares, otras personas que están viviendo de ayuda de ONG que dan combos de comida”, agregó Villafañe. “La incertidumbre de no saber cuándo te vas ha generado una situación de estrés y emocional muy grande en las personas”, finalizó.

Por su parte, la embajadora Stella Lugo les comunicó que pronto va a haber un vuelo nuevo pero aún no se sabe bajo qué costo, probablemente más económico que el anterior, ni la fecha, lo cual están esperando se concrete pronto.

Otro de los damnificados es Mario Somoza, quien llegó a la Argentina en febrero junto a su esposa, para ayudar a su hijo en la mudanza ya que desembarcó en el país para estudiar. Mario es comerciante y dejó su pequeño negocio en Venezuela, por lo que creía iba a ser un mes, en manos de familiares. Sin embargo jamás se imaginó que se quedaría en la Argentina por tiempo indeterminado. Extraña su trabajo, su familia, su vida entera.

“Mi historia no es muy distinta a la de la mayoría de los venezolanos. Nuestra idea era venir a ayudar a nuestro hijo y volver un mes después, en marzo. Por eso veníamos con recursos limitados, otras perspectivas de las condiciones climáticas, y la idea de pronto retorno para volver a nuestras actividades habituales allá”, sostuvo. “La situación nos agarró desprevenidos y se fue alargando, ello trajo consecuencias a nivel de necesidades económicas y emocionales muy fuertes”, explicó. “Pedimos que se respete nuestro pasaje o que se establezca una tarifa justa y sensata. Queremos que las autoridades comprendan las necesidades humanas y afectivas de este grupo que necesita volver a Venezuela”, finalizó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario