Salvarezza aprovecha el know how científico por Covid-19 para lanzar una "Unidad contra el Hambre y la Pobreza"

Información General

El Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación reveló que en dos meses se convocará a proyectos para garantizar la seguridad alimentaria. Al mismo tiempo, avanza en la recomposición de los sueldos de los investigadores.

El Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio no solo se impuso para fortalecer el sistema de salud, sino que también sirvió para que la ciencia gane tiempo en la búsqueda de soluciones. Fue así que el 18 de marzo el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación creó la “Unidad Covid”, a través de una convocatoria a la que respondieron 5.000 investigadores. Bajo su ala, se desarrollaron test diagnósticos y serológicos, un suero equino hiperinmune (hoy en ensayo clínico), iniciativas para detectar restos del virus en afluentes cloacales, protocolos para el ensayo de plasma de convalecientes y la aplicación CUID.AR. Pero más allá de la atención a la pandemia, la cartera tiene una agenda que comprende la actualización salarial para los investigadores, pretende pensar a la producción con una perspectiva ambiental y busca crear una nueva Unidad, esta vez contra la pobreza y el hambre, con fuerte énfasis en la seguridad alimentaria.

Así lo confirmó el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvareza, durante una entrevista virtual con integrantes de la Red Argentina de Periodismo Científico (RAdpC), de la que participó Ámbito. En enero y febrero nos propusimos realizar un esfuerzo en recuperar el proyecto que tuvimos entre 2003 y 2005, iniciar una recuperación progresiva y transmitirle a los jóvenes que es posible hacer ciencia en este país. Pero no podemos ignorar que, al igual que en el mundo, la recaudación bajó en pandemia, con una caída del PBI del 12% por la pandemia”, señaló Salvarezza.

Argentina puede posicionarse como un país de vanguardia en ciencia, tecnología y producción"

“Nuestra principal preocupación es el deterioro salarial de los investigadores. No desconocemos esta deuda, que pensábamos saldar en junio. Hoy no hay una fecha de resarcimiento, pero estamos trabajando en ello. Lo que pedimos es que nos den tiempo para que podamos atender esos reclamos, que son justos y válidos. Sabemos que estamos pidiendo mucho, pero se conoce que el contexto complicado actual”, indicó.

En este marco, Salvarezza celebró la reactivación de iniciativas del área satelital, como el lanzamiento del del SAOCOM 1B, y anunció que se trabajará en un nuevo proyecto de satélite meteorológico de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que podría construirse en Argentina. La iniciativa contaría con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). A la vez, el ministro de Ciencia dijo que esperan relanzar el programa de acceso al espacio con lanzadores propios.

Pero hoy, dentro de la cartera, los temas de salud cobraron peso, así como también aquellos orientados a encontrar soluciones a problemas estructurales y construir nuevas alianzas con el sector productivo. Aquí, algunos de los lineamientos a futuro.

Una nueva Unidad Científica contra el Hambre y la Pobreza

Salvarezza especificó que en los próximos dos meses se va a lanzar una iniciativa para crear una Unidad contra la Pobreza, con un fuerte foco en la seguridad alimentaria. “Vamos a convocar a la comunidad científica y universitaria para impulsar proyectos avanzados y así poder escalarlos y llegar a un producto. Nos enfocaremos en el desarrollo tecnológico de alimentos saludables”, indicó el ministro, para luego agregar que también tienen lista “una plataforma informática para llegar a cada lugar del país donde haya un centro de salud y monitorear cuántos chicos tienen bajo y peso y talla”.

Salvarezza aseguró que en esta nueva Unidad también se hará foco en el tema del agua, no sólo en materia de ingeniería sino también “desde las ciencias sociales, mirando de qué manera las comunidades tienen acceso al agua, no solo en calidad -arsénico y contaminación- sino también en comunidades que no tienen acceso, donde hay que perforar, para lo cual se necesitan geólogos” .

Otro tema que será incluido es agricultura familiar. "Nos parece fundamental que el pequeño productor tenga acceso de forma rápida a los comedores, donde hoy falta el producto fresco. Porque muchas veces el productor termina tirando parte de su cosecha y en los comedores se da harina y pasta. Para mejorar ese circuito necesitamos gente de ciencias sociales, de la economía, de las universidades”, indicó Salvarezza.

Por último agregó que para la evaluación de los proyectos de esta nueva Unidad se convocará a la mesa “Argentina Contra el Hambre”, que encebeza Victoria Tolosa Paz, y al Ministerio de Desarrollo Social a cargo de Daniel Arroyo.

Salvarezza zoom pin_1200.jpg

Ciencia asociada a la producción, con perspectiva ambiental

“Queremos que el sistema de ciencia sea un instrumento que resuelva los problemas de la sociedad y que busque los canales para que esa demanda pueda concretarse, es decir, avanzar con soluciones, desde el laboratorio a la producción”, expresó Salvarezza en la charla virual con periodista especializados.

Si bien indicó que esa es la consigna hoy, se va a financiar toda la ciencia (en referencia a la investigación básica), porque aunque en la actualidad se pone en foco en la pandemia “no se puede descuidar ningún aspecto porque no sabemos las necesidades y las demandas que la sociedad tendrá en el futuro”. Así remarcó que quiere volver a instalar la idea que en Argentina “el conocimiento se puede construir y no comprar”.

La ciencia asociada a la producción se evidenció en pandemia y con múltiples actores en colaboración, desde la comunidad científica a empresas privadas. “Era imposible que un test como NEOKIT COVID 19, que anunció una producción de un millón de pruebas por mes, pudiera salir sin una asociación con el sector productivo, de la mano de Y-TEC. Pero este no es el único ejemplo. También está el suero equino hiperinmune en el que participaron científicos del ANLIS Malbrán, del Conicet y la empresa Inmunova, entre otros.

“Si avanzamos en esto, la Argentina puede posicionarse como un país de vanguardia en ciencia, tecnología y producción”, se entusiasmó el funcionario.

Pero si de producción se habla, lo que se piensa hoy es en no descuidar la perspectiva ambiental. “La recuperación de la economía argentina, tiene que ser en actividades del campo, del agro de la minería, de los recursos no convencionales, de la producción de las pymes, pero enmarcada en el cuidado del ambiente. Hoy es imposible pensar en lo productivo sin tener una mirada muy amplia sobre el impacto en el planeta”, cerró.

Dejá tu comentario