Desde reinicio de clases no crecieron contagios de niños y jóvenes en CABA

Información General

En la Capital, los casos de covid en menores de 18 se mantienen en igual nivel desde febrero, teniendo en cuenta la proporción de testeos. Incluso, en adolescentes es menor que en el período de vacaciones.

Mientras se habla de posibles nuevas restricciones por el aumento de casos de covid, una prueba importante de la evolución del comportamiento del virus fue la reapertura de los colegios. La recuperación de las clases presenciales, aunque sea en forma parcial y con mucha desigualdad entre distritos e instituciones públicas o privadas, fue un paso adelante después del cierre total del 2020. La Ciudad de Buenos Aires fue la primera en dar comienzo el ciclo lectivo por lo que cuenta con la mayor información disponible. Un grupo de padres de CABA, organizados a través de las redes sociales, sigue día a día la evolución sanitaria en las escuelas. Con más de un mes de clases, realizaron un informe, al que tuvo acceso Ámbito, en el que muestran que los contagios entre niños y adolescentes no aumentaron después del 17 de febrero – fecha de comienzo de clases en la Capital – respecto a los meses previos del 2021. Incluso, están muy por debajo de los niveles alcanzados en 2020. El trabajo está segmentado por edades de 2 a 5 años, de 6 a 12 y de 13 a 18, de acuerdo a los ciclos inicial, primario y secundario.

“En términos absolutos se registró, posterior a la apertura de colegios, un leve crecimiento de casos para jóvenes del secundario y primario. En contraste, el número de casos en niños de jardín de infantes se mantuvo estable. En términos absolutos, el número de casos registrados en adolescentes resulta inferior al número máximo registrado a fines de enero de 2021. El número actual de casos registrados en adolescentes se corresponde con el registrado en los meses de junio a septiembre de 2020 . En el caso de los niños de escuelas primarias se registró un nivel equivalente al de la primera semana de enero 2021, y permanece en niveles de hasta 50% inferiores a los registrados en otros momentos de la pandemia” señala el trabajo.

Asimismo, remarca que, en algunos casos, “el incremento en el porcentaje de casos, se debe a una mejora en la detección más que un aumento real de casos.” También tienen en cuenta que desde febrero se incrementaron, proporcionalmente, los testeos a los alumnos: “el número de tests realizados a niños de primaria, en comparación con el número de tests totales realizados, ha aumentado constantemente luego de comenzadas las clases, y la positividad ha aumentado al comienzo, y se ha mantenido estable en las últimas 2 semanas. Por lo tanto en parte, el crecimiento de casos también se explica por una mayor detección”.

En el caso de los jóvenes, el contraste es más evidente en comparación con el tiempo en que se encontraban de vacaciones. “El número total de infecciones registradas en adolescentes mostró un repentino incremento 3 semanas antes del comienzo de clases. Este incremento se dio con las escuelas cerradas. Posteriormente el número de infectados se redujo, pero no recuperó los niveles mínimos que había alcanzado entre noviembre y diciembre de 2020” explica el estudio.

Entre las conclusiones se destaca lo siguiente:

No se ha verificado un aumento de casos debido al comienzo de clases en jardines de infantes. El aumento de casos registrados para niños de 2 a 5 años es atribuible a mejoras en la detección.

No se ha verificado un aumento de casos debido al comienzo de clases en escuelas primarias. El porcentaje de casos positivos en niños de 6 a 12 años del total de casos positivos en CABA es similar a los registros de gran parte de 2020 cuando las escuelas se encontraban cerradas. Además el comienzo de clases ha mejorado levemente la detección de positivos también en este grupo.

Ha habido un incremento en el último mes del número de casos en adolescentes que no son atribuibles a una mejora en la detección. No puede descartarse que se haya debido al retorno a clases, pero tampoco puede afirmarse tal cosa. En el caso de que los colegios fueran el principal foco de contagio para adolescentes deberíamos ver en los próximos meses un incremento record en el número de contagios de adolescentes expresado como porcentaje de contagios totales. Los resultados hasta el momento no apoyan la idea de que los adolescentes se contagien más asistiendo al colegio que no asistiendo.

Dejá tu comentario