En medio de una creciente polémica se realizó una cumbre por la producción de vacunas contra el coronavirus

Información General

Congregó a jefes de Gobiernos regionales, representantes de la Unión Europea (UE) y grupos farmacéuticos. Crítica a los gobiernos y al bloque por haber negociado mal los contratos con las empresas.

Berlín celebró el inicio de una cumbre sobre la lucha contra el coronavirus, que congregó a jefes de Gobiernos regionales, representantes de la Unión Europea (UE) y grupos farmacéuticos, mientras crecen las críticas contra el Gobierno de Angela Merkel y la UE por la lentitud de las vacunaciones.

Si bien las discusiones se iniciaron con el compromiso de varios laboratorios de acelerar su producción de vacunas, el ministro de Salud, Jens Spahn, aseguró que no se debe esperar un milagro de esta reunión.

"Una cumbre no producirá más vacunas por sí misma", declaró Spanh.

El laboratorio alemán BioNTech prometió entregar a la UE hasta 75 millones de dosis de la vacuna desarrollada con el estadounidense Pfizer en el segundo trimestre.

Poco después, el gigante farmacéutico alemán Bayer aseguró que producirá a partir de 2022 la vacuna contra el coronavirus que está desarrollando la compañía del mismo país CureVac, actualmente "en vías de certificación", según informó Spahn.

Ayer, la presidenta de la Comisión Europea (CE) Ursula Von der Leyen indicó que el laboratorio AstraZeneca va a "proporcionar 9 millones de dosis suplementarias" (40 millones de dosis en total) y que "empezará las entregas una semana antes de lo previsto".

Tanto la cumbre como los anuncios del órgano ejecutivo de la UE se dan en medio de críticas a los gobiernos por la lentitud en la campaña de vacunación y al bloque por haber encargado tarde las vacunas y haber negociado mal, sobre todo con AstraZeneca.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) aprobó esta vacuna para mayores de 18 años, pero dijo que no se realizaron pruebas a mayores de 65 años.

En este contexto, hoy Polonia se sumó a la decisión de Alemania y Austria de no administrar la vacuna de AstraZeneca a mayores de 65 años.

Europa registra actualmente un balance de vacunación inferior al de Reino Unido, y los partidarios del Brexit ratifican con ello la buena decisión del país de haber abandonado la UE.

Dejá tu comentario