Ciudad ordenó suspender cirugías en el sector privado ante aumento de casos

Información General

La orden del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta también incluyó a las internaciones en los hospitales públicos. El objetivo es priorizar pacientes con coronavirus Covid-19.

El Gobierno porteño le ordenó al sector privado de salud suspender por el término de 30 días las cirugías y extendió la medida las internaciones en los hospitales públicos a fin de priorizar la atención de pacientes con coronavirus Covid-19, frente al aumento de casos de los últimos días.

Por medio de un decreto que será publicado este viernes en el Boletín Oficial porteño, la administración se le indicó a los "efectores del subsistema de salud privado y los de la seguridad social" a "reprogramar y suspender, durante el plazo de 30 días corridos, la atención programada y las intervenciones médicas vinculadas a patologías que con criterio médico no sean de carácter urgente o que no puedan ser discontinuadas o postergadas".

La disposición es una respuesta a la situación crítica que atraviesan por estos días los 66 sanatorios y clínicas privadas de la urbe, que llegaron a a un nivel de ocupación de camas de terapia intensiva que oscila entre el 95% y el 100%.

Esta semana el presidente de la Unión Argentina de la Salud y propietario de Swiss Medical, Claudio Belocopitt, alertó que los privados "están muy cerca de ir a una de las situaciones más dramáticas y angustiantes del sistema de salud" y pidió medidas urgentes.

"Se están extendiendo las capacidades de terapia sobre la instalada, en función de una demanda que tenemos que articular para ver cómo no nos quedamos sin insumos en las próximas semanas, aunque ese no es un problema inmediato", contó el prestigioso empresario.

En la misma sintonía se expresó el presidente de la Fundación Sanatorio Güemes, Mario Lugones, quien advirtió que "todavía no se murió gente en la calle, pero estamos muy cerca de estar colapsados" debido a que las ambulancias no llegan a realizar los traslados hacia los centros de salud.

"Hay gente de noche en los sanatorios que está en un consultorio acostada o en el shock room recibiendo oxígeno esperando que se desocupe una cama para poder pasar a terapia intensiva, y el (paciente) que está en terapia que vaya al piso", precisó en un tono desesperante.

En tanto, la jefa de terapia intensiva del Hospital Muñiz, Eleonora Cunto, contó que en ese centro asistencial hay "54 camas de terapia intensiva y están casi todas ocupadas", y subrayó que tiene "muchos años en terapia intensiva" y es algo que "nunca había sucedido".

Dejá tu comentario