8 de febrero 2023 - 11:19

Confirman que la beba de 21 días muerta tenía signos de abuso y se espera por la autopsia

Asimismo, fuentes oficiales remarcaron que no presentaba indicios de haberse asfixiado o ahogado con indigestión de líquidos.

beba 21 días.jpg

Autoridades sanitarias confirmaron hoy que la beba de 21 días que falleció de un paro cardíaco tras ingresar a un hospital de la localidad bonaerense de Ciudad Evita tenía signos de presunto abuso sexual y que no presentaba indicios de haberse asfixiado o ahogado con indigestión de líquidos, mientras se aguarda el resultado de la autopsia.

Fuentes judiciales aseguraron a Télam que la causa, que comenzó a ser tramitada por la fiscal Silvana Breggia de la Fiscalía 1 Especializada en Conflictos Familiares y Violencia de Género de La Matanza, tras la muerte de la menor podría pasar a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Homicidios, bajo la órbita del fiscal Federico Medone, quien deberá indagar hoy a los padres acusados del crimen de su hija.

Liliana Álvarez, directora del Hospital Alberto Belistrini de la mencionada localidad del partido de La Matanza, aseguró en diálogo con el canal C5N que la beba de 21 días, identificada como Alison Barrientos Rivero, ingresó ayer por la mañana “en paro cardíaco” y que sus padres dijeron “que la encontraron dormidita”.

“En ese momento fue recibida por el cuerpo médico de la guardia de emergencias pediátricas y el equipo de neonatología. Hicieron los procedimientos para reanimar a un bebé en paro cardiorrespiratorio”, relató la médica.

La profesional indicó que la beba quedó internada en terapia intensiva, donde sufrió otro paro cardiorrespiratorio que le produjo la muerte.

“La causa de la muerte es un paro cardiorrespiratorio devenido de una falla de sus órganos que una vez que se realice la autopsia judicial sabremos el motivo del deceso final”, indicó.

Según Álvarez, “en los exámenes preliminares cuando fue recibida ven algunos signos que les hace presumir un presunto abuso sexual”, y que la misma “no presentaba signos de asfixia o de ahogamiento por ingestión de líquido”, ni “hematomas o golpes en la historia clínica”.

Fuentes policiales indicaron que los padres de la beba, Omar Barrientes (24) y Layla Melani Rivero (26), fueron aprehendidos en su vivienda de la calle Gavilán al 4700 del barrio San Alberto de localidad de Isidro Casanova, acusados del homicidio de su hija recién nacida.

Efectivos de la comisaría 6ta. incautaron sábanas de la cama matrimonial con posibles rastros de manchas hemáticas.

Por otro lado, otros tres hijos menores del matrimonio, de 5, 6 y 8 años, quedaron a disposición del servicio de protección de La Matanza, y se les realizó un chequeo médico en el Hospital de Niños de San Justo que arrojó que todos se encuentran en buenas condiciones de salud.

Dejá tu comentario

Te puede interesar