El marido de Carolina Píparo fue sometido a pericias psicológicas

Información General

Juan Ignacio Buzali, acusado de "doble homicidio en grado de tentativa", fue evaluado por psicólogos. Está detenido por atropellar a dos motociclistas en La Plata al confundirlos con motochorros desde el 9 de enero

Juan Ignacio Buzali, el marido de la diputada provincial y funcionaria platense Carolina Píparo, detenido y acusado de intentar matar a dos motociclistas a los que atropelló el 1 de enero último en La Plata al confundirlos con motochorros, fue sometido hoy a pericias psicológicas y psiquiátricas en la Asesoría Pericial de La Plata, informaron fuentes vinculadas a la causa.

El imputado fue evaluado por psicólogos en la sección médicos forenses de la sede de la Asesoría Pericial ubicada en calle 41 entre 119 y 120 de la capital bonaerense.

Buzali está detenido desde el 9 de enero último, luego de que la fiscal Eugenia Di Lorenzo le imputara el delito de "doble homicidio en grado de tentativa" en perjuicio de los dos motociclistas que atropelló -según la versión de Buzali y Píparo- al confundirlos con motochorros que los habían asaltado previamente.

En su declaración indagatoria, Buzali afirmó que "lo que pasó fue un infortunio y un accidente", que "jamás" quiso "lastimar a nadie", y que al momento del hecho estaba "nervioso, abrumado y temeroso" pero "no enojado" ni alcoholizado.

El abogado defensor, Marcelo Peña, explicó este miércoles a Télam que "ya se incorporaron a la causa esa pericia y la psiquiátrica" y detalló que pidió a la jueza de Garantías Marcela Garmendia que se realice una audiencia oral previa al dictado de la prisión preventiva que vence el 9 de febrero.

Peña, que reemplazó a Fernando Burlando en la defensa de Buzali, además precisó que en la audiencia pedirá el cambio de carátula de la causa y la detención domiciliaria del imputado.

A su vez aseguró que incorporó a la causa una pericia accidentológica realizada por un perito de parte que reveló que la embestida a la moto "fue con una velocidad final de 25 kilómetros por horas y con esa velocidad resulta imposible que Buzali tenga intenciones de matar".

Por su parte, Píparo declaró como testigo en la causa y reiteró su versión de que el atropello se trató de un accidente. Denunció que fue asaltada por tres parejas de "motochorros" la madrugada del 1 de enero en la calle 47, entre 15 y 16, cuando Buzali estacionó para dejar a su papá en su casa.

Según la legisladora, cuando se dirigía con su esposo a realizar la denuncia a bordo de su Fiat 500L negro con techo blanco, volvieron a ser interceptados por los que creyeron que eran los mismos delincuentes que los habían asaltado.

En la calle 21 y 40, Buzali chocó por detrás a una de las motos en la que viajaban dos jóvenes a los que dejó tirados en el piso y huyó del lugar.

Dejá tu comentario