Perretta: creen que tiene similitud con secuestros anteriores

Información General

Los investigadores del secuestro de Ariel Perretta, hijo de un empresario metalúrgico de La Matanza, analizan la posible similitud entre los llamados extorsivos recibidos por la familia y otros registrados en un hecho ocurrido hace cinco años.

En las grabaciones de 2003, los secuestradores habían amenazado a los padres del cautivo con «cortarle un dedo o una oreja» si intervenía la Policía o si no juntaban el dinero que exigían como rescate, aunque esta vez no ocurrió. La amenaza (en aquella oportunidad) se produjo durante una de las varias comunicaciones telefónicas que mantuvieron por entonces los familiares de ese secuestrado con uno de los captores.

«Ya sabemos que está al tanto la Policía. Que no intervenga porque lo que van a lograr es que le cortemos un dedo o una oreja», había dicho un hombre con la voz distorsionada en una de las comunicaciones telefónicas. En aquella conversación, la madre del cautivo le dijo al secuestrador: «Juntamos 168 mil pesos, me rompí toda. Ahora me prometieron 12 mil más, es todo lo que pudimos hacer». La respuesta fue dura: «¿Estás loca? Yo te pedí un millón de dólares. Ustedes denle bola a la Policía, le vamos a cortar un dedo. Listo», expresó el portavoz de los delincuente en medio de los sollozos de la mujer.

  • Sospecha

    La Policía tiene alguna sospecha de que podría tratarse de la misma banda, e inclusive no descarta que sea el mismo secuestrador quien se encarga de las comunicaciones, por su voz y su forma de hablar. Según pudieron determinar los investigadores, el secuestrador habla desde un auto en movimiento y se desplaza por una amplia área para dificultar su ubicación.

    La sospecha es que el delincuente que mantiene las conversaciones es el mismo, por varias características, que el que intervino en al menos otros cinco casos de secuestros extorsivos, aún no resueltos.
  • Dejá tu comentario