Crimen en Villa Gesell: en la última rueda reconocieron a 7 rugbiers

Información General

Se realizó la última rueda de reconocimiento, en la cual 7 de los acusados fueron identificados por diferentes testigos. Los 10 rugbiers serán trasladados en las próximas horas a la Unidad 6 de Dolores.

Los 10 rugbiers detenidos por el asesinato de Fernando Báez Sosa, pasaron por la última rueda de reconocimiento por el crimen. Siete de ellos fueron reconocidos por los diferentes testigos como participantes, aunque la identidad de los supuestos implicados no se dio a conocer.

El abogado defensor de la familia de Báez Sosa, Fernando Burlando, informó sobre el resultado de las ruedas de reconocimiento e indicó que “hubo una persona reconocida que antes no lo había sido e integra la manada” de rugbiers acusados por el asesinato, ocurrido el pasado sábado 18 de enero en la puerta del boliche Le Brique.

Respecto a la situación de los tres detenidos que no fueron señalados en ninguna de las ruedas aclaró: “No le interesa a la familia de Fernando tener rehenes en la investigación”. Por otro lado, destacó la “precisión feroz” de un nuevo testigo, un turista de 21 años que se acercó este lunes a la Fiscalía Descentralizada de Villa Gesell, para brindar los detalles de lo sucedido.

"Este testigo generó una descripción muy precisa de los hechos y los involucrados, se trató de una descripción muy contundente", manifestó Burlando y agregó que el joven "se quebró y está angustiado por no haber podido participar ante tremenda agresión". Según trascendió, estas declaraciones complican a Máximo Thomsen, a quien dicho testigo marco como “lider del grupo que atacó a Fernando”.

Los rugbiers detenidos son Luciano Pertossi (18), Ayrton Viollaz (20), Matías Benicelli (20), Alejo Milanesi (20), Blas Cinalli (18) y Juan Pedro Guarino (19), Máximo Thomsen (20), Enzo Comelli (19), Ciro Pertossi (19) y Lucas Pertossi (20).

Todos ellos están acusados por la fiscal del caso, Verónica Zamboni, por el delito de "homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas" por el cual podrían recibir una pena de prisión perpetua.

Por el hecho hay un undécimo imputado, el remero Pablo Ventura, quien estuvo detenido cuatro días hasta que fue liberado por la Justicia tras determinar que no se hallaba en Gesell en el momento en que ocurrió el crimen de Báez Sosa (19).

En tanto, los investigadores comenzaron ayer con el peritaje a los teléfonos celulares de todos los involucrados en el caso en la Agencia Regional de la Policía Federal Argentina (PFA), ubicada en la Escollera Norte de Mar del Plata, con el objetivo de analizar el contenido de los mismos.

El abogado Jorge Santoro, defensor del remero Ventura, aseguró que su defendido se presentó ayer mismo ante la fiscal Zamboni para aportar la clave de su Iphone para desbloquearlo y que puedan obtener toda la información necesaria.

A su vez, se espera que esta semana también se lleven a cabo en Dolores el peritaje químico y de rastros para determinar si en las prendas y calzados incautados hay manchas de sangre.

pelea2.mp4

El ataque en el que asesinaron a Fernando Báez Sosa

Mientras que aún no hay fecha para llevar a cabo el peritaje scopométrico que va a comparar la "impronta" que dejó en la piel de la víctima una zapatilla, cuyo "modelo y tipo" fue identificado por la Policía de Tierra del Fuego, con el calzado incautado.

El crimen de Báez Sosa ocurrió la madrugada del sábado 18 de enero último, frente al boliche "Le Brique", en avenida 3 y Paseo 102, del centro de Villa Gesell, donde el joven fue atacado a golpes de puño y patadas en plena vía pública y murió.

Fuentes judiciales aseguraron que está previsto que esta misma noche, una vez que culminen las ruedas de reconocimiento, los diez rugbiers detenidos sean trasladados al Penal de Dolores, donde quedarán alojados en la alcaidía, separados del resto de la población carcelaria.

Por otra parte, la madre del chico asesinado convocó a una misa para el sábado próximo "por el descanso eterno" de su hijo. "Quiero invitar a todos a la misa el próximo sábado 1° de febrero, a las 19:00, por el descanso eterno de mi hijo Fernando José Báez Sosa en la Parroquia San Agustín, en Avenida Las Heras 2560, entre Austria y Agüero", publicó la mujer en sus redes sociales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario